miércoles, 8 de junio de 2022

Real Murcia, te he visto ascender... a Primera RFEF

El pasado día 29 de mayo, justo cuando se cumplían once años del último (por ahora) ascenso a Segunda división A del Real Murcia en Lugo, se materializaba en Alicante el ascenso a la categoría de reciente creación denominada Primera RFEF, que se ubica como intermedia entre la mencionada Segunda división A y la antigua Segunda B (hoy Segunda RFEF). He tenido el inmenso placer de poder disfrutar de ese momento en vivo y la verdad es que merecía la pena celebrar por todo lo alto salir de esta categoría.

Al final, después de tantas dudas, se ha conseguido. El tándem constituido por Manolo Molina (director deportivo) y Mario Simón (entrenador, fichado del Albacete B) ha logrado guiar al equipo al ascenso desde la fase de promoción de ascenso. La primera posición daba derecho a subir de manera directa, pero ese premio fue para el equipo del Intercity. Un club de reciente creación que cuenta casi todas sus temporadas por ascensos y que con uno de los mayores presupuestos de la categoría ha logrado colarse ya a las puertas del fútbol profesional. Los equipos que se clasificaron para esa fase de ascenso que se ha disputado en la provincia de Alicante fueron por este orden La Nucía, el Real Murcia, el Eldense y el Hércules. De manera sorprendente, han subido todos menos el último, validando la teoría de que el grupo V de Segunda RFEF era el más duro.

El Real Murcia venció en la primera ronda a partido único al Rayo Cantabria (Racing B) por 1-0 y en la segunda al Peña Deportiva de Santa Eulalia por 2-1. Ambos encuentros se disputaron en el Rico Pérez de Alicante y sería Pablo Ganet, el internacional con Guinea Ecuatorial el que marcaría el siguiente golazo que desharía las tablas en el marcador:


¿Qué tiene de positivo esta nueva categoría que, sin embargo, sigue encontrándose fuera del fútbol profesional y que para la historia del club aparentemente sería una planta más arriba del sótano en el que se encuentra desde 2014? Pues bastantes cosas. 

Esta categoría se creó a raíz de dar una solución a que no descendiera ningún equipo en la llamada temporada del confinamiento (2019/20) y se optase por una reestructuración que se prepararía para la temporada siguiente a efectos de ejecutarse en la recién finalizada 2021/22.

Una de las principales mejoras es la entidad de los rivales y los estadios que se visitan. Con todos los respetos no es lo mismo jugar en los campos de Marchamalo, en Pulpí, en San Javier o en Mancha Real que en Córdoba, Castellón, ciudad deportiva del Real Madrid y Albacete si no vence al Deportivo de la Coruña. En segundo lugar, existen ingresos por derechos de televisión que en la categoría inferior no existen. Si bien a día de hoy existe una controversia por incumplimiento de contrato entre Fuchs y Footters, que son las plataformas que han emitido partidos de estas dos categorías. Es muy probable que finalmente la Federación opte por una plataforma tipo FORTA y saque a concurso la concesión. En tercer lugar, los equipos viajan por media España, de manera que no se circunscribe la campaña entera a por ejemplo Andalucía o Comunidad Valenciana, sino que podría viajar el equipo incluso a Baleares aparte de Madrid, La Mancha y Extremadura. Por tanto, es mucho más atractiva tanto para el futbolista como para el aficionado y por supuesto para el propio club.

El nivel de la Segunda RFEF es bastante más bajo que la antigua Segunda B porque subieron bastantes equipos de Tercera división (ahora Tercera RFEF), pero también bajaron bastante los presupuestos salvo para unos pocos. En ese sentido, el pozo que constituye ahora es mucho peor, por lo que esta categoría también llamada de forma despectiva pero no ausente de motivación "cuarta" es un infierno del que era necesario salir por lo civil o lo criminal. Afortunadamente, después de tantísimos años de fracasos y decepciones por fin ha llegado la suerte y el éxito. Y es que por estadística alguna vez tienen que salir las cosas bien. Además, se vuelve a la Copa del Rey donde un papel digno podría favorecer que viniese algún equipo de Primera.

Para la próxima temporada aún no se conoce el técnico, pero lo normal es que alcancen un acuerdo de renovación con Mario Simón. En cualquier caso, el objetivo no debe ser otro que el de la permanencia, pues de 20 equipos descienden los cinco últimos (16-20) y en las temporadas en las que el equipo era recién ascendido a Segunda (2000/01, 2011/12) e incluso a Segunda B (1996/97) siempre las ha pasado canutas y ha flirteado con la parte baja. Por lo tanto, hay que planificar con cabeza, hacer los fichajes necesarios pero tampoco desarmar toda la columna vertebral del equipo. Algo intermedio, pues sabemos también que hay jugadores que no darían el nivel, otros que pasarían a ser suplentes y otros que sin embargo pueden seguir siendo titulares. El principal obstáculo es el presupuestario, pues es de sobra conocido que el club sigue debiendo mucho dinero a Hacienda y a otros acreedores y debe destinar todo ingreso extraordinario a reducir ese montante.

Pero para eso hay que tener un poco de paciencia. De momento, disfrutemos recordando este vídeo que grabé de los minutos finales con mi voz entrando en éxtasis en el final del encuentro con la invasión de campo. Recomiendo ver a partir del minuto 2, dado que se descontó bastante tiempo y tampoco merece la pena verlo entero.


viernes, 8 de abril de 2022

Las grandes esperas se cumplen: ¡vuelve Monkey Island!

Hace más de 30 años (en 1990) que vio la luz el mítico juego que revolucionó las aventuras gráficas The secret of Monkey Island. Tuvo varias continuaciones e incluso una de ellas dividida en capítulos pero con el beneplácito de su autor original Ron Gilbert. Pues bien, después de anunciar varias veces en diferentes entrevistas su intención de lanzar un nuevo juego, recientemente y para sorpresa de todos se ha confirmado de manera oficial... ¡para este año! Se llamará Retorno a Monkey Island, pero tal y como reiteró en su momento Gilbert se sitúa en historia de forma posterior a la segunda parte que se publicó en 1992.

En realidad, La maldición de Monkey Island (1997), La fuga de Monkey Island (2000) y Cuentos de Monkey Island (2009) son tres juegos autorizados por su creador pero en los que no intervino. Sin embargo, tampoco va a ser como si lo acontecido en esos juegos no hubiese sucedido nunca, pues se recuperará al menos un personaje muy querido por los fans de la saga: la calavera Murray, que aparece en los tres juegos mencionados. En la versión original, lo más sorprendente es que ha vuelto el actor de doblaje que ha puesto voz a Guybrush en dichos juegos, Armato Dominic. En España fue Antonio Fernández Muñoz y sólo para los juegos de La maldición y La fuga, pues no existió nunca doblaje al castellano en Tales of Monkey Island. Por no haber, ni siquiera traducción de los textos, pero con subtítulos no se hace pesado.

De momento se desconoce cuál va a ser la dinámica concreta de este juego así como las prestaciones que exigirá para los ordenadores. Y es que el mío ya empieza a flojear, circunstancia que no es nada rara tratándose de un portátil del 2014. Lo que sí se ha publicado es el tráiler. O a mi parecer el teaser-tráiler, porque mostrar no muestra mucho.

De los juegos anteriores, para poder hacer el homenaje más merecido a la saga, ha podido aprenderse de los errores y aciertos. Por ejemplo, está bien establecer niveles de dificultad como hizo The curse con el nivel Megamonkey. Pero también fue un error desterrar al ratón en La fuga para tener que desplazarse con los cursores en un entorno 3D de dudosa efectividad. Esto último enterró a la saga durante casi diez años, aunque volviese con una interesante propuesta de 5 capítulos y nuevos personajes. Personalmente, soy partidario de hacer un juego clásico de point'n click pero con escenarios adaptados a la evolución de hoy. Y eso parece (al menos esto último).

Mientras tanto, podemos jugar a absolutamente todos los juegos en la plataforma Steam. Especial recomendación hay que hacer respecto a los dos primeros, con los que contamos tanto con la versión gráfica original como una remasterizada. Como en mi caso conocí antes The curse of Monkey Island (cursaba tercero de BUP), los otros tardé bastante y me gusta más la versión moderna. Sin embargo, entiendo perfectamente que los más nostálgicos disfruten la de toda la vida. A mí me pasó lo mismo con Alex Kidd in Miracle World.

Ya falta menos... ¡vuelve Monkey Island!

miércoles, 12 de enero de 2022

Se viene la nueva edición de Hero Quest

El nuevo año 2022 no es sino el tercero de la era pandémica que nos ha tocado vivir, pues por el momento no tiene visos de remitir la actual situación que nos recomienda seguir con precauciones y en la medida de lo posible limitar los contactos a nuestro círculo más estrecho al menos mientras que los casos de contagio no comiencen a bajar. Una buena forma de pasar el tiempo en familia o con amigos es recurriendo a los juegos de mesa, sin pantallas ni móviles. Y aunque no haya estado listo para las pasadas Navidades, en breve saldrá la nueva versión del mítico Hero Quest.

Este juego de mesa, que se encuadra dentro del rol, fue comercializado en 1991 y además dentro de un maravilloso pack con el juego Misterios de Pekín. Tuve la suerte de recibirlo como regalo de Reyes Magos, a pesar de que sólo había pedido el primero. Se trata de un juego de tablero con cartas de hechizos y tesoros, miniaturas de personajes de juego y monstruos, un libro de misiones y muchas trampas y puertas secretas. En una época en la que el rol era un concepto no muy definido al menos para la mayoría del público, Hero Quest representó una auténtica revolución.

Se recomienda jugar un mínimo de tres personas, dado que una de ellas ejerce de lo que hoy día se conoce como "game master", es decir, el que organiza el juego. Actualmente es la persona que más imaginación debe de tener, pero con Hero Quest no hace falta en principio si sigues las misiones del libro. En este caso, se desempeña el papel de "el brujo", es decir, el malvado. Los otros jugadores deben de cumplir una misión y enfrentarse a los monstruos que aparezcan en combate singular recurriendo en su caso a cartas especiales.

No recuerdo cuánto costaba por aquél entonces. Supongo que en torno a unas 6.000 pesetas de la época, pero me puedo equivocar. El caso es que la reedición va a costar bastante más, nada menos que unos 120 euros. Me han comentado que en realidad es un precio normal, más que nada porque lo que le encarece es el número de miniaturas que contiene no ya de figuras sino de muebles y que es muy superior a la edición clásica. Nada menos que 65 miniaturas. Sin embargo, no deja de ser recomendable su compra y difícil va a ser que los nostálgicos como yo, pese a tener la edición primigenia, no se vean tentados a su adquisición. Y eso que mis niños tardarán bastantes años en alcanzar la edad para jugar conmigo.

Lo mejor que tiene este juego es que se puede crear una especie de liga en la que los mismos jugadores van atravesando las distintas 14 misiones del libro hasta llegar al final. Porque sí, recuerdo que una de ellas es la misión definitiva. Al parecer, se han revisado reglas de juego e introducido algún matiz especial para adaptarlo a los gustos presentes sin renunciar en absoluto al sabor de los años ochenta.

Ya queda menos. A partir del 25 de febrero se podrá comprar después de bastantes años de intentos, negociaciones, crowdfundings (algunos de ellos fallidos) y otro tipos de retrasos.

miércoles, 20 de octubre de 2021

Thorgal, un vikingo diferente

Después de tanto tiempo y una vez más incumpliendo mis promesas (parezco el típico político, da igual que sea del PP, PSOE o demás), vuelvo a sacar al blog del congelamiento para recomendar una serie de cómic. Se trata de Thorgal, una serie de aventuras, magia y hasta ciencia-ficción creada por Jean Van Hamme que comenzó a publicarse en Bélgica en la revista Tintín. A muchos puede parecer una copia de Conan el Bárbaro, pero nada más lejos de la realidad. Es otro estilo, otra personalidad, otro ambiente y personajes más definidos y estables. Y pese a que el mundo vikingo nunca me había llamado mucho la atención, la verdad es que la edición integral que está publicando Norma Editorial me ha conquistado.

La edición en tapa dura lleva en la actualidad siete volúmenes publicados con cuatro aventuras completas en su interior más unas páginas de extras con bocetos, ilustraciones y algunas explicaciones y datos interesantes sobre las historietas. El octavo se publicará a finales de año y hay material original para otro más en 2022 e incluso dará tiempo a publicar un décimo poniendo al día la edición española. También se están publicando los álbumes individuales para los que prefieren disfrutar de las portadas, pero el manejo de los tomos grandes no es complicado. Se nota que es una encuadernación de lujo, pero no estamos hablando para nada de tochos como el Iznogud de Trilita o Spirou de Dibbuks.

La historia principal, que está siendo publicada desde 1977, es la de un aventurero y su familia pero no sólo de la que él mismo forma, sino también de sus padres, abuelos y orígenes que justifican que tenga poderes especiales. Thorgal es mucho más que un vikingo, pero ante todo rechaza la violencia gratuita. Y en sus aventuras tendrá que enfrentarse no sólo a rivales despiadados, sino a viajes en el tiempo, criaturas increíbles y amenazas de ejércitos de tierra y mar.

La lectura de estas aventuras es muy ágil y nada pesada, mezclando tanto momentos de tensión como emotivos y de reflexión. Además, el dibujo realista es de alta calidad y cuidando no sólo personajes sino fondos. Es muy difícil encontrarse a dos historias iguales, del mismo modo que en algunos momentos se hace un parón en la historia principal para ir hacia atrás y descubrirnos cosas interesantes del pasado de Thorgal y su mujer Aaricia. El responsable es Grzegorz Rosinski que ha participado durante más de 40 años hasta el álbum 36 en que coge el testigo Fred Vignaux.

Se pueden encontrar los volúmenes al precio recomendable de 33 euros aproximadamente, como así lo es esta serie que pese a llevar varias décadas ha sabido evolucionar y actualizarse.

jueves, 17 de junio de 2021

Bienvenida, mi pequeña princesa

Un mes después recupero la actividad en este blog para contar que ha nacido mi segundo hijo. En este caso, niña. La pequeña Olaya nació el primero de este mes y tras un tiempo en el hospital, desde hace unos días ya está en casa con nosotros y por supuesto su hermano mayor. Se abre por tanto una etapa que en realidad es radicalmente diferente, pues si bien no somos padres primerizos, si es toda una experiencia la de que haya hermanos. Pues a partir de ahora hay que tener especial cuidado para que no se peleen y se lleven bien. Es lo primero que pienso que deben cuidar los padres una vez que entran en casa con el nuevo miembro y el primogénito se encuentra por sorpresa que no es un simple invitado. Lo fácil es cuando no hay nadie más y que sepamos que no cuentan ni el perro ni el gato ni cualquier otra mascota.

Sobre todo para un pequeño niño que está acostumbrado a que toda la atención recaiga sobre él, el hecho de no haber madurado todavía lo suficiente siempre es un obstáculo. Sin embargo, ello no significa en absoluto que sea insalvable. Sólo hay que tener paciencia y cuidar de que no haya ningún despiste, pues sin ninguna mala intención el mayor podría darle un manotazo, agarrarle alguna de sus extremidades o hacerle algún tipo de daño.

Afortunadamente, habiendo dos padres el trabajo familiar de crianza puede repartirse muy bien. Unas veces la madre con uno de ellos y el padre con el otro y viceversa en otras ocasiones. Principalmente de esta manera de repartir el tiempo se puede evitar que el mayor pierda apego con alguno de ellos. Con el tiempo, terminará acostumbrándose y aceptando mejor a la nueva inquilina e incluso serán grandes compañeros de juegos. Y amigos, porque ante todo son hermanos para toda la vida.

Así que se pueden imaginar el trabajo que tenemos ahora en casa, pero afortunadamente con unos permisos mejorados gracias a las últimas modificaciones legislativas que han equiparado la maternidad con la paternidad. Y pienso que con toda justicia, pues no sólo se necesitan más de dos manos para cuidar al nuevo bebé, sino también distribuir de forma interrumpida los periodos de permisos para que aquél esté con al menos uno de sus padres el mayor tiempo posible. Todo ello antes de dejarla con sus abuelos (si es que viven, claro) y en caso alternativo en una guardería con los costes económicos y personales que conlleva. Lo mejor, en mi opinión, es que pasen el mayor tiempo posible mientras crecen y estos nuevos permisos afortunadamente logran ampliarlo mucho, aunque la verdad es que nada es suficiente a la larga.

lunes, 10 de mayo de 2021

La rebelión de los jóvenes

Terminó el segundo Estado de alarma derivado de la crisis sanitaria del Coronavirus Sars-Cov-2, pero el problema todavía no se ha esfumado. La pandemia aún sigue en España 14 meses después, con el uso obligatorio de la mascarilla tanto en espacios públicos interiores como exteriores y algunas restricciones autonómicas. Sin embargo, lo que ha sido noticia es que el pasado sábado noche, una vez levantado el "toque de queda" consistente en un confinamiento nocturno, miles de jóvenes de toda España han salido a las calles y juntándose en masa sin mascarillas e incluso armando botellones.

A los que ya vamos teniendo "una edad" y sobre todo tenemos hijos pequeños, nos importa poco que nos cierren la noche. Sin embargo, todos hemos sido jóvenes y nos podemos imaginar los procesos mentales que discurren en esas edades. La capacidad y deseo de "liarla" están unidas con la inmadurez y las ganas de fiesta, esparcimiento y de relaciones tanto sociales como sexuales. Esa explosión del sábado noche, casi entendida como una Nochevieja para algunos, ha sido el resultado de varios meses de encierro y de volverse locos sin alternativas convincentes. Pues la tecnología, como sabemos, tiene sus límites. Y ya me gustaría a más de uno de los que hablamos de qué desvergonzados son estos ver qué reacción tuviésemos si en vez de nacer hace cuarenta primaveras (como yo) fuese la mitad justa.

Aunque dolorosas, personalmente creo que las medidas como el cierre de la hostelería y el ocio nocturno o los confinamientos perimetrales, han contribuido enormemente a la reducción de los contagios. También, por supuesto, ha influido el avance del proceso de vacunación. Sin embargo, no lo tengo tan claro que haya sido así con el toque de queda. Tan fácil como limitarse a prohibir las aglomeraciones en la calle, pues los movimientos de casa a casa son muy difíciles de evitar y aún así se han seguido produciendo fiestas ilegales. Y han perjudicado a gente que simplemente querría salir a dar un paseo en grupos reducidos, sobre todo cuando no pudiese darse ese placer por el día.

Por esos motivos, considero que el toque de queda ha sido una medida desproporcional. No obstante, es cierto que nos encontramos con un problema difícil de manejar y es el de los jóvenes. No es el plan ni mucho menos que optemos por un modelo de Estado policial como de manera irónica se ha llegado a comentar en redes sociales. Pero nos queda mucho por integrar a esas personas que entienden menos la limitación de derechos y libertades que los más adultos. No podemos meter a todos en el mismo saco, pues aunque reprochable e irresponsable, también sería bueno que nos prestásemos a algún ejercicio de empatía. A veces también es aconsejable que tratemos de ponernos en el lado del "disidente" para comprenderlo y no necesariamente darle la razón, sino buscar otras alternativas para impedir su rebelión.

Lo próximo, no se sabe si la consecuencia de estos "fenómenos" será poner la vacuna a los preadolescentes. El problema es que estos son menores y no mayores de edad como los de la otra noche. Por tanto, aquéllos todavía no salen de fiesta aunque les falte poco y sus cabezas aún no han desarrollado toda la rebeldía a la que pueden llegar a ser capaces. Pero sobre todo puede imponerse la voluntad de sus padres como representantes legales o tutores. Así que igual sería conveniente vacunar lo antes posible a esos nacidos entre finales de los noventa y primeros del 2000 (y no finales de la década de los diez), si bien pese a ser inmunes pueden llegar a contagiar a otros no vacunados.

¿Educación? ¿Concienciación? por supuesto. Es necesario potenciar tanto una como otra en las instituciones educativas, redes sociales... y tratar de promocionar alternativas que permitan contacto presencial aunque no pueda ser multitudinario. Igual te iban a hacer el corte de mangas de todas formas, pero por lo menos les pondrías sobre la mesa opciones que aligeren algo sus deseos y sus alteraciones hormonales. Pero tampoco esperemos que esto se resuelve regañándoles sin más. Los padres con hijos más mayores que el mío lo entenderán perfectamente.

miércoles, 7 de abril de 2021

El Real Murcia, en Tercera división "Pro"

Tras la derrota del pasado domingo en La Línea de la Concepción (Cádiz) ante el Linense, el Real Murcia queda prácticamente fuera de las posibilidades de acceder a la nueva segunda división B, la denominada Primera RFEF que es informalmente conocida como Segunda división B Pro. De esta manera, con cinco jornadas aún pendientes está a cinco puntos de desventaja del tercer clasificado y a seis del segundo, que es ni más ni menos que el último en conseguir ese acceso. De esta manera, pasamos a estar realmente en lo que sería una Tercera división mejorada, pero al fin y al cabo una cuarta categoría del fútbol español más alejados si cabe del fútbol profesional que abandonamos en 2014 de la manera más injusta posible. Por mucho que incluso en este blog se estuviese insinuando en denunciarme por parte de una empresa fantasma en 2015.

¿Quiénes son los culpables de este nuevo fracaso y de regresar 26 años después a la equivalente a Tercera división y que será la segunda vez en la historia centenaria de este club? Pues son muchos. Entre ellos hay que dedicar especialmente una mención a Julio Algar Pérez-Castilla como director deportivo. Es uno de los pocos casos en que existe unanimidad en absolutamente toda la afición murciana. Menos en la familia de este hombre. Ni la planificación de la temporada, ni la revolución de invierno, ni tan siquiera el cambio de entrenador han generado el viraje de rumbo necesario. Su política de fichajes ha sido realmente de chiste, revelándose que algunos de esos jugadores vinieron casi sin referencias y simplemente porque se pusieron a tiro. El lunes presentó su dimisión y a mi juicio llega tarde, después de que hace mucho tiempo se perdiese el objetivo de máximos que era pujar por el ascenso a Segunda División y luego el de mínimos que es de la "Segunda B Pro". Por si fuera poco, su mala relación con el entrenador Adrián Hernández, creó desde el principio un ambiente poco propicio.

El propio Adrián Hernández tampoco se salva, pues su estilo personal como míster ha chocado bastante en la categoría. Las canciones de Camela, los bailecitos tras una victoria y las arengas de ese tipo es posible que funcionasen en el Churra del Grupo XIII de Tercera y mucho, ya que ascendieron desde Preferente y luego jugaron dos temporadas consecutivas el Play-off de ascenso a Segunda B. Pero en un equipo histórico como el Real Murcia hace algo más y eso no quita que Adrián sea un gran murcianista y sienta al club. Pero no es suficiente con sentirlo y al final se ha notado que el club le venía grande. A su favor ha tenido que la afición mayoritariamente ha estado con él y que incluso en los peores momentos aún le defendía, pero igualmente comenzó a perder bastantes apoyos. Entre ellos el mío propio.

Pero las personas individuales no pueden disculpar al grupo. El nivel que han dado los jugadores ha sido lamentable. Tanto es así que ha hecho recordar a los "héroes" del descenso de 1995 en Gramanet. Hasta aquéllos, que no cobraban, demostraron tener más dignidad y lucha en el campo. En esta ocasión, nos referimos a un grupo que cobraban más o menos al día aunque con sueldo recortado. Entre ellos hay que destacar a Chumbi, el único goleador que fichó por el Marbella con una mejora de contrato espectacular e irónicamente se ha estrellado todavía más que el Real Murcia, con posibilidad de descender incluso a la equivalente a Regional Preferente. A mi juicio Chumbi se ha encontrado con lo que merecía tras su traición, pero las críticas se las han de llevar todos los jugadores que han manchado esta camiseta que la mayoría no merecían llevarla nunca. Pero que la situación económica del club les ha empujado para su suerte.

A todo esto, se le añade el varapalo judicial de la Audiencia provincial  de Murcia que daba la razón al empresario mexicano Mauricio de la Vega en el litigio sobre la propiedad del club y declaraba nulas las ampliaciones de capital de los años 2018 y 2019. Este asunto terminará en el Tribunal Supremo y llevará varios años la resolución del recurso de casación, si bien a día de hoy aún no se ha ejecutado la sentencia por parte del mencionado personaje.

Así pues, incertidumbre total en el peor momento posible y un Consejo de administración presidido por Francisco Tornel que al final ha decidido no dimitir en junio, algo que anunciaron tras conocer la anterior sentencia, sino que tratarán de trazar un plan B después de este doble fracaso. Una temporada 2021/2022 en la que puede haber rivales como el Mar Menor y el Pulpileño, pero también como el Marbella o el Hércules.