sábado, 18 de noviembre de 2017

Hasta siempre, Papá

Prueba de la crisis que sigue teniendo este blog es que por primera vez se me ha pasado la fecha de su aniversario, que fue el pasado 10 de noviembre. Pero lamentablemente me veo obligado a escribir el post más triste de los 7 años de su vigencia. ¿Qué puede ser para mí peor que morir la madre de mi esposa? Pues, por ejemplo, morir mi padre. Un golpe fortísimo, que sabía que algún día podría llegar, pero como siempre uno piensa que los padres de uno son inmortales y van a estar durante toda nuestra vida. Por desgracia, no es así y en algún momento los tenemos que despedir. A veces más pronto que tarde, debido a que no todos nuestros padres nos tienen con 20 años. Cuando yo nací, mi padre tenía 42 años y ha fallecido a tan sólo 14 días de cumplir 79.

Mi padre ha fallecido víctima de una sepsis grave, una infección derivada de una operación quirúrgica para extirpar un tumor que ha derivado en un terrible fallo multiorgánico. Durante cerca de un mes ha estado sedado, al menos sin enterarse absolutamente de nada y sin sufrir. El sufrimiento lo hemos llevado nosotros, viendo como se debatía entre la vida y la muerte pero en todo caso con una enorme esperanza. Sólo en su primera operación pudo permanecer consciente durante unos días, pero luego vino la infección y varias cirugías más para tratar de impedir la infección y curarla. Pero ha sido imposible. El pasado miércoles 15 falleció en presencia de su mujer (mi madre), con la que ha estado casado 55 años, sus tres hijos y mi esposa. Su cuerpo no quiso apagarse hasta que todos estábamos junto y al menos su agonía final no fue demasiado duradera.

Me siento enormemente triste, aunque al mismo tiempo fuerte como para enfrentarme a esta ausencia con entereza. Es algo que tenía que pasar y de alguna manera nos llevábamos preparando durante varios meses. Por lo menos, en mi caso ya me temía lo peor y de hecho mi tesis iba a ser en un principio dedicada a él exclusivamente. No fue así, ya que al final decidí poner también a mi madre debido a que en algún momento ella tampoco estaría.

No he parado de imaginarme que de un momento a otro va a abrir la puerta de casa. Que en su huerto (que ha sido su vida sobre todo desde que se jubiló) va a seguir recogiendo uva y subiéndose a los árboles. Que voy a volver a escuchar el ruidillo característico de su coche. Que voy a escuchar su risa de bonachón... Pero no. Por desgracia lo he perdido para siempre. Lo hemos perdido. Le voy a echar muchísimo de menos. Pero de alguna manera sentimos que seguirá estando con nosotros. Entre nosotros. Dentro de nosotros.

No tengo más que agradecerle todo el amor que ha repartido entre su mujer, hijos, hermanos, sobrinos, nietos, hijos políticos, amigos, compañeros y muchísima gente. Siento un profundo dolor por su ausencia, pero al menos con el tiempo buena parte de ese escozor dejará paso a un enorme orgullo de haber sido su hijo. 

Ojalá pueda dedicarle la consecución del premio extraordinario de doctorado que solicité el día antes de su muerte. Se resolverá en diciembre. Si me lo dieran (somos cuatro aspirantes) podría tener un emotivo gesto en un acto público en la Universidad de Murcia. Si no, ya podrá ser en otra ocasión como superar las oposiciones de promoción interna al grupo A. Por lo menos, él ha podido estar presente en muchas ocasiones especiales como el premio nacional fin de carrera, mi boda, la toma de posesión como funcionario ó el cum laude en el doctorado. Pero también le ha quedado el conocer a algún nieto más. Ojalá pronto tengamos alguno y si es varón, recibirá sin duda su nombre.

Espero también que, si es verdad que existe un cielo, a quien primero haya visto fuese su padre. A quién perdió a la edad de 7 años.

Gracias por tanto, Papá. Te llevo y te llevaré siempre en mi corazón y te quiero con todo mi alma.


sábado, 11 de noviembre de 2017

A Chiquito no lo olvidaremos nunca, ¿te da cuen?

Uno de los humoristas más renovadores y que si bien creó a una legión de fans y otra de detractores, muchos de estos últimos terminaron por respetarle y admirarle. Gregorio Sánchez, más conocido artísticamente como Chiquito de la Calzada, falleció esta madrugada a la edad de 85 años. Durante la mayor parte de su vida este malagueño se dedicó al cante, pero su éxito a nivel nacional surgió en el programa de chistes Genio y Figura en el verano de 1994. Un programa presentado por el mago Pepe Carrol, que falleció prematuramente diez años más tarde. Chiquito conquistó nuestros corazones con un peculiar estilo de habla que millones de personas han imitado y seguían haciéndolo en 2017, por no hablar de unos movimientos y andares de "no puedo, no puedo" y frases míticas como "por la gloria de mi madre", "fistro pecador", "la caidita de Roma", "no te llamo trigo por no llamarte Rodrigo", "¡Al ataqueeeer!", "Trabaja meno que el sastre de Tarzán", "Hasta luego Lucarl", "Acandemor e narr"  y muchas más.

Más allá de ese programa ha partido en otros como colaborador ocasional. Recuerdo que en la temporada 2000/2001 participó en El burladero, que trataba de parodiar la situación política y social. Desgraciadamente, ese programa no duró mucho en antena por su audiencia, a pesar de que había recuperado a varios cómicos como Paz Padilla, Josema Yuste o Los Morancos. También ha intervenido en series como Ala.. dina (Chiquito de la Alcazaba), Señor Alcalde y Mis adorables vecinos. También ha protagonizado varias películas como Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera (1996), Brácula (1997) y Papá Piquillo (1998). Realiza cameos en El oro de Moscú, Spanish Movie y el último en Torrente 5: Operación Eurovegas (2014). En todas estas intervenciones es fiel al personaje que había creado.

Su influencia ha sido enorme y tenemos varios ejemplos. Por una parte, la más polémica fue la de Lucas Grijander, un personaje interpretado por Florentino Fernández en Antena 3 (Esta noche cruzamos el Mississippi). Fue tal controversia que llegó a juicio por plagio, pero finalmente no llegó la sangre al río. Es más, años más tarde se demostraría que no había mal rollo apareciendo Chiquito en la película de bajo coste La venganza de Ira Vamp (2010) con Florentino. También ha podido verse una versión de Alfonso Arús con "Nuñito de la Calzada" contando chistes de temática deportiva en el programa satírico Força Barça de TV3. Por último, otro caso se halla en Muchachada Nui, de manera que heredan la adición de "rl" a muchas palabras que acaban en vocal "a" y "o".

Su última aparición televisiva fue en 2016 en el programa de Bertín Osborne "Tu casa es la mía". La entrevista dejó claro que el humorista no había superado aún la pérdida de su mujer después de 6 décadas de convivencia. Ella falleció en 2012, ahora su marido enamorado se reunirá con ella allá donde esté. Nosotros nos quedamos sin él, tan sólo nos queda agradecer todas las risas y sentido del humor que nos ha dado, metiéndose sin querer en nuestras conversaciones cotidianas con su inigualable jerga. Y nada mejor para terminar este post que introducir algunas de sus memorables actuaciones.



jueves, 2 de noviembre de 2017

Lucius, el hijo del maligno

Ya pasó Halloween, pero a pesar de ello quería hacer una reseña de un videojuego apto para tales fechas. Inspirado en las películas de La profecía (The Omen) de Richard Donner y otros, Lucius es un título de 2012 que en España vio la luz de la mano de la distribuidora española FX Interactive, que a la fecha actual se resiste a desaparecer. La creadora es Shiver Games y puede adquirirse en formato digital a través de la plataforma Steam. El principal incentivo o novedad es que en esta ocasión somos "el malvado". Aparentemente, somos el hijo adoptivo de una familia muy bien acomodada, puesto que vivimos en una mansión enorme llena de estancias. Durante todo el juego no saldremos nunca de ella más que al jardín, pero la dinámica no es en absoluto aburrida y el escenario es tridimensional. Las habitaciones, el salón-comedor, la entrada, la cocina, pasillos, el garage, el sótano... y alguna estancia secreta. Así que en cada capítulo nos toca explorar todo lo que podamos. Se trata de una aventura gráfica con tintes de acción y también de un poco de ingenio (algunas no tanto) para cumplir nuestros objetivos.

En realidad, somos el hijo de Lucifer. Éste se nos presenta y poco a poco nos irá concediendo poderes. Evidentemente, hay que darle algo a cambio y son las almas de cada uno de los miembros de la mansión comenzando por una de las criadas. Sí, habéis entendido bien. Hay que ir matando uno por uno. En cada capítulo, cuando nos topemos con la víctima que toca observamos cómo se congela la imagen. A partir de ahí, habrá que ir investigado cómo podemos cargarnos a ese incauto/a. Algunas de las muertes adquieren una importante originalidad, si bien la palma nos la encontramos en el capítulo 6. No es propiamente la muerte, sino la situación previa que nos encontramos. Vamos, que nos encontramos a una pareja haciendo la caidita de Roma.

Mientras van cayendo las víctimas, los padres se vuelven más nerviosos y especialmente la madre. Contratan a un detective para que investigue qué demonios está pasando, llegando a la conclusión inicial de que no parecen ser simples accidentes o casualidades. Esta historia y su avance se representan a través de la intercalación de cinemáticas al final y principio de los capítulos. En una de las ocasiones, conseguimos hacer creer que uno de los fallecidos era el responsable, pero sucediéndose más muertes esa conclusión provisional se extingue. Bastante avanzado el juego, se produce un giro inesperado que implica a uno de los personajes y a su vez víctima de Lucius.

¿Qué poderes tenemos? Podemos recurrir a telequinesis (hacer mover objetos), activar y reventar cosas, dominación mental (inducir al suicidio a los personajes o matar a otros) y borrado de memoria (en caso de que por ejemplo nos pillen de noche). De los últimos que adquirimos son poder convocar y expulsar bolas de fuego. En muchas ocasiones tendremos que andar con sigilo para que no se percaten de nuestra presencia, así como recoger, utilizar y entregar una serie de objetos que requeridos que nos permitan avanzar (una llave, una carta, etc...) para seguir haciendo de niño "hijueputa". Ahora bien, para el manejo de tantas habilidades se recomienda encarecidamente el uso de un mando, concretamente uno de X-Box. Se pueden comprar mandos homologados para Windows/Linux.

En cuanto a la ambientación, el diseño de la casa está muy bien construido y pronto nos vamos familiarizando con las estancias al margen de que podamos contar con un mapa que nos ayuda a guiarnos. El problema el que las melodías son escasas y en ocasiones se tornan demasiado repetitivas. Técnicamente, lo que más agradecemos es que todos los diálogos estén traducidos al castellano. Por desgracia, no podemos guardar partida cuando queramos, sino cuando lleguemos a un punto de guardado automático.

Las últimas víctimas, como es fácil de adivinar, son los padres. Hasta que no llega ese punto, no nos convertimos en el sospechoso número uno. Resulta impactante ver a la madre absolutamente desquiciada, sentada en un banco y repitiendo las mismas palabras sobre la escabechina de muertos que ha tenido lugar en la casa. Uno por uno. No hago más spoilers, pero el final (o las dos variantes del mismo) deja abierta la historia. 

Sin embargo, la continuación que fue lanzada en 2015 no ha tenido realmente éxito tanto de crítica como de ventas. El año pasado se lanzó una versión retro de la primera parte denominada Lucius Demake, mientras se deciden a sacar la tercera parte que debería corresponderse con la última película de The Omen con un protagonista mayor de edad.

miércoles, 25 de octubre de 2017

Mal inicio de liga del Real Murcia 2017/2018

El Real Murcia ha empezado con mal pie la Liga de Segunda división B, grupo IV. Tras siete jornadas, Manolo Sanlúcar fue cesado habiendo ganado sólo un partido y situándose el equipo cerca de las posiciones de descenso. Sin embargo, lo sorprendente es que ha resultado ser muy expeditivo en los encuentros de eliminatorias de Copa del Rey, dado que ha eliminado al Cacereño, Racing de Ferrol y Olot en Nueva Condomina. Ello le ha valido para acceder a dieciseisavos de final y tocar en azar el FC Barcelona de Ernesto Valverde. Ello ha permitido percibir un millón de euros en entradas al margen de los derechos televisivos, pasando todo el dinero a ser bien embargado por Hacienda o cobrado por otros acreedores.

En el primer proyecto íntegro de Raúl Moro, últimamente está cundiendo cierta decepción en la afición murcianista. En el mercado de diciembre de la pasada temporada 2016/17 se consiguió armar prácticamente un equipo nuevo y subió para arriba con el cambio de entrenador de Paco García a Vicente Mir. Sin embargo, cuando debía de dar la talla sólo fue capaz de hacerlo en el primer partido del play-off. Teniéndolo todo en su mano con un gol para acceder a la final no lo hizo y el club continúa en Segunda B. Ahora necesita una nueva remontada, pero se nota cierta desconfianza en los jugadores que fue algo paliada en la última victoria 3-0 al Marbella. A ello se le suman las presiones económicas derivadas de la enorme deuda de más de 40 millones que en Segunda B no para de crecer. No sé hasta qué punto el club será capaz de sostenerse así y con un público escaso que mueve su trasero del asiento para coger el coche y acudir al Estadio. Le gusta más quedarse en casa a ver fútbol de Primera.

Ahora le toca a José María Salmerón, un entrenador almeriense que ascendió con el UCAM Murcia en 2016, a pesar de que fuese cesado en la siguiente temporada en Segunda División. También pasó por el Lorca en su momento. No queda otra que confiar en él y que pueda ayudar a remontar el equipo, pues muchos estamos convencidos de que realmente tenemos una buena plantilla y perfectamente puede estar más arriba. Además, aunque hay distancia con los de arriba, realmente no existe nadie que mande con autoridad en la tabla. Y es bastante probable que algunos de los que están allí se caigan en la segunda vuelta. Esto no es como empieza, sino como acaba. Pero el mal color que llevaba el equipo en las primeras jornadas aconsejaba un cambio. Para colmo, recientemente se ha lesionado el máximo goleador del equipo, David Curto.

Estuve presente en el partido de Copa ante el Barcelona que se celebró ayer martes a las 21:30 horas. No esperaba ninguna victoria, pero sí al menos que diéramos una imagen positiva y de equipo que no se vende ni rinde fácilmente. De alguna manera así ha sido, dado que finalizó con el marcador en 0-3 encajando el primer gol al filo del descanso y en una desafortunada jugada. Tuvimos alguna ocasión para haber marcado, concretamente hasta cuatro pero no se tuve suerte. Es cierto que el Barcelona no jugó con sus grandes estrellas como Messi, Luís Suarez o Piqué (que estaba en el banquillo), pero seguía compitiendo con un equipo de primera división de gama alta. El partido de vuelta, con la eliminatoria prácticamente sentenciada, será a finales del próximo mes de noviembre en el Camp Nou. Las últimas visitas fueron 3-1 con gol del pachequero Eugenio (1989), 3-0 (2003) y 4-0 (2007). Todas ellas fueron en Primera División.

Nuestra lucha es la Liga y necesitamos reivindicarnos de alguna manera. Que seguimos existiendo, que todavía aspiramos al ascenso y a jugar el quinto play-off consecutivo. Que no olvidamos que se nos descendió de manera absolutamente injusta y con fuertes agravios comparativos con otros clubes.

¡Vamos Real Murcia!

lunes, 2 de octubre de 2017

La trampa de la sextorsión

¿Alguna vez hemos visto que nos agrega en Facebook una chica mona y extranjera pero totalmente desconocida? ¿O que nos sigue en Twitter con alguna foto subidita de tono? ¿O en Instagram? No nos dejemos llevar por ilusiones, pues en algunos casos no serán realmente mujeres las que están ahí detrás. Sin embargo, lo más importante no es eso, sino que el motivo principal será el engatusarnos para que seamos víctimas de la llamada "sextorsión". Lo más habitual es que las víctimas sean hombres heterosexuales, pero también puede darse el caso de mujeres.

Esta terrible práctica suele aprovecharse especialmente de aquéllos que se les ve con pareja en redes sociales. Pero tampoco quiere decir que sean su target en el 100% de los casos, ni mucho menos. También pueden buscar gente "madura" y sin ninguna pareja. Sin conocer este tipo de perfiles falsos y en una época en la que no aplicaba ningún filtro para agregar a gente en FB, en dos ocasiones me llegaron a abrir privados. Rápidamente empezaron a hacerme preguntas de tipo personal, como si estaba casado. La primera no tardó en insinuarse sexualmente y pedir una conexión de WebCam. La eliminé. La segunda no llegó a hacerlo pero pidió que conectara con Skype. Directamente me pidió que me hiciera una cuenta al contestar que no usaba (mentira). La eliminé también. Desde entonces, no agregué a ninguno de estos perfiles sospechosos que, sorprendentemente, agregaban también a amigos comunes. El caso es que a los breves días podía comprobar que el perfil había desaparecido y muy posiblemente al ser denunciado. Blanco y en botella.

Hablo de práctica terrible porque, por lo que he podido consultar en Internet y con casos publicados en las noticias, tienen la intención de calentar sexualmente al incauto/a para que se desnude, envíe fotografías o incluso se masturbe a través de Skype. La persona que está al otro lado (que como digo más arriba lo más probable es que no sea ni mujer) suele no mostrarse. En algunas ocasiones que sí lo haga es muy posible que sea otro vídeo que le hayan cazado a alguien. En cualquiera de los casos, promete enviar vídeos y fotografías calientes si el incauto/a responde a sus peticiones. Normalmente, desconoce este último que está siendo grabado, pero puede ocurrir que el intercambio sea voluntario y consciente para recibir igualmente contenido sexual de la "chica" o "el chico". De cualquier manera, son tan malvados estos criminales que también capaces de elaborar montajes con tan sólo contar con imágenes grabadas de esa conexión de tu WebCam aunque no te desnudes. Esos abominables montajes insinuarían que te estarías masturbando delante de algún menor.


El pánico se desata cuando después de la conexión llega un siniestro mensaje en el que se nos amenaza con compartir con todos nuestros contactos (y muy especialmente familiares, compañeros de trabajo y pareja en su caso) las imágenes y vídeos sexuales en los que se nos reconoce si no se paga una fuerte cantidad de dinero. También puede ocurrir que amenace con subirlo a otro tipo de páginas o hasta ni tan siquiera avise, como subir el contenido a YouTube con tu nombre y titulares lapidarios acusándote de pederasta o crear falsos perfiles en redes sociales, agregar a tus contactos y compartir ese contenido. Pero es que por si fuera poco, el mensaje vía Messenger que confirma la extorsión suele escribirse en un tono más inquietante que una película de terror ("debes pagar para salvar tu vida, si no lo haces convertiré tu vida en un infierno, ¿me has entendido?, ¿he hablado claro?").

Esas cifras económicas dependen de un análisis previo de la capacidad económica del incauto. Y es que no son sino mafias las que organizan esta práctica delictiva. Tan sólo necesitan echar un vistazo a la biografía de la víctima o sacarle esa información a través del chat. Pueden llegar a pedir desde 500 hasta 1.500 euros para empezar, pero también solicitar nuevos pagos cada vez más fuertes que hasta alcancen o superen los 7.000 euros. Todos ellos se pide que sean a través de Western Union, el canal preferido de los criminales cibernéticos como también ocurre en el caso de las celebérrimas cartas nigerianas o el/la inmigrante enamorado/a. Sin embargo, en algunos casos los mafiosos han cumplido sus amenazas a pesar de haber cobrado las cantidades.

El problema es que las víctimas no se atreven a denunciar y es muy difícil pillar a esta gentuza que opera en el extranjero. Así que, ¿cómo evitar esto? En primer lugar, desechar todas las solicitudes de gente que no conozcamos y que no tenga amigos comunes. En caso de tenerlos, comprobar sus posts públicos, sus amigos, que no haya pocas fotos o publicaciones y que no sospechemos que sea de reciente creación. Puesto que en muchas de las solicitudes que no acepté se daban todas estas circunstancias de escasa actividad. Incluso cuentas creadas el mismo día. También suele verse una fotografía de una chica despampanante. Haciendo clic derecho podemos buscar esa imagen en Google y comprobar igualmente si puede ser un perfil falso que robe imágenes de otras chicas. Y, por supuesto, nunca, nunca compartamos a desconocidos imágenes ni vídeos de contenido sexual en los que estemos implicados. En algunos casos se arman bollos siendo amigos o pareja, pues imaginaros en caso de no saber quién está detrás.

viernes, 22 de septiembre de 2017

Escape room: aventura gráfica en primera persona del plural

En los últimos años se han puesto muy de moda las salas de escape. No es propiamente rol, sino que se trata de una especie de aventura gráfica en vivo que se juega en grupos y en habitaciones decoradas y muy preparadas. Como su propio nombre indica, el objetivo es salir de una o varias habitaciones a través de la superación de varios enigmas. Muchos de ellos requerirán una investigación a fondo de todo cuanto esté en la habitación. Ahora bien, lo más importante de todo es que el grupo NO compite, sino que coopera. Todos deben de ponerse las pilas para superar todos los enigmas en un plazo de tiempo. Normalmente una hora. No se trata de juegos de riesgo, sino que hay que estar muy espabilado/a y al loro en todo momento para resolver rápido los misterios.

Lo mejor que tienen estas salas de escape (escape rooms ó enigm rooms) es la tremenda imaginación de sus organizadores. No es fácil y tampoco es barato. Es preciso instalar pequeñas cámaras para que vayan controlando al grupo y en un momento dado (si lo estiman conveniente) puedan transmitirle una pista. Lo segundo mejor y no por ello menos relevante es que el grupo se lo puede pasar muy bien. Pero para que funcione realmente como equipo ha de coordinarse convenientemente. No compensa que en la habitación entren demasiadas personas, puesto que en la práctica está comprobado cómo grupos numerosos funcionan de forma más lenta. No todos están investigando o probando algo, sino que simplemente miran. O del mismo modo, son opiniones y ocurrencias más numerosas que pueden ralentizar el avance en el juego.

¿Cuáles son los consejos? Lo primero de todo, escuchar bien las instrucciones. Después, hay que mirar toda la sala y todos los rincones. Nunca se sabe dónde puede haber una pista o algún mini juego. Ahora bien, tampoco hay que ir a lo loco porque siempre habrá algo que te llame más la atención que otras cosas. Además, hay que dejar de lado los objetos que estén marcados con una señal de "no tocar". Sin embargo, a veces un simple cuadro puede esconder alguna secuencia de colores o de números. Ejemplos de este tipo nos pueden ayudar a abrir algunas cajitas con candados. De hecho, esos candados se abren con una combinación de varios números y en algunos casos con símbolos. Habrá pruebas que alguien del grupo no entienda bien, pero otro sí podría encargarse e ellas mientras ese primero investiga por otra parte. En ocasiones será necesario aplicar un poco la lógica.

En definitiva, no puedo sino recomendarlos. Se puede pasar una tarde diferente y muy divertida con amigos e ir conociendo los distintos retos que ofrecen estas salas de escape. De momento sólo he ido a dos, que son Carthago Escape Room (reto Nautilus y Las 3 cajas) y Ponygma escape bar. El primero en Cartagena y el segundo en La Manga. Se puede reservar en su página Web enlazada. En ambos viví experiencias estupendas y sobre todo en el segundo.

martes, 5 de septiembre de 2017

Jugando al paintball en verano

Se acabó el veranito 2017. El estío en el que hemos escuchado hasta la saciedad el Despacito de Luís Fonsi y cosas peores, como Felices los cuatro de Maluma. Un verano en el que entre otras polémicas ha existido la de la "turismofobia", como reacción injustificada para protestar contra un modelo turístico que en abstracto por supuesto es revisable. Lamentablemente, también ha sido un verano en el que los terroristas han conseguido destrozar a varias familias. En fin, pese a todo ha sido un verano para descansar y recuperar fuerzas.

Por mi parte, después de muchos años ha sido un verano de descanso total. En otros, me hallaba estudiando oposiciones o inglés (ambas cosas en 2016, por ejemplo), mejorando el plan de la tesis (como en 2015) o preparando mi boda (en 2014). Esta vez sí que no he hecho nada más allá de poner en orden en casa y arreglar algunas cosas pendientes. Aproveché para leer un montón de cómics pendientes, terminar de leer un libro voluminoso, ver algunas películas que aún no había visto y jugar algunos videojuegos, como cumplir un montón de misiones y logros del Skyrim. Bueno, también ha habido espacio para salir de despedida de un amigo en Mojácar. Fue interesante probar el paintball.

El paintball es un juego para todas las edades, aunque es conveniente tener una forma física al menos aceptable. Se constituyen dos grupos que actúan en una especie de frente militar con barracas. Digamos que cada uno forma un comando que tiene que cumplir un objetivo concreto. Uno de ellos puede ser alcanzar la bandera del contrario y llevársela hasta su base. Todos van armados con unas pistolas grandes de aire comprimido que disparan unas bolas de plástico que contienen pintura verde.

Ahora bien, aparte de la pistola, todos los jugadores/as deben de portar una indumentaria que es facilitada antes de empezar: un mono, un peto para cubrirse el pecho y la espalda, un alzacuellos protector y lo más importante: una máscara con gafas protectoras. Está terminantemente prohibido quitársela. Y es que las pelotas de plástico pueden causar impactos dolorosos. De hecho, se recomienda no disparar a no ser que estés a diez metros o más del jugador. La alternativa, en caso de sorprenderlo a menos distancia es simplemente decir "muerto". Si una bola te impacta y en consecuencia explota la pintura, en caso de que te de por encima del codo o de la rodilla es señal de "muerto" y tienes que volver a la base. Para ello, se levanta la mano. De lo contrario, si se da por debajo del codo o rodilla se entiende como "herido" y puedes seguir avanzando.

Lo más normal es que en los grupos haya siempre alguien que se quede en la base en plan francotirador, mientras alguien va avanzando y el resto le va cubriendo. En cuanto a la cantidad de bolas, en la partida que contratamos nos daban 150 bolas a cada uno y luego podíamos recargar a 5 euros 100 bolas más. Parecen muchas bolas, pero en la práctica se acaban enseguida. Así que más vale utilizarlas bien y no desperdiciarlas a lo loco. La clave para ganar no es sólo resguardarse en las barracas, sino moverse muy rápido y tener compañeros que disparen a los contrarios para evitar que te den a tí antes.

Lo único malo de este juego es que en verano se hace muy incómodo llevar esta indumentaria. Yo terminé respirando por la boca y sólo duré la primera partida, dado que acabé reventado. Y eso que no llegué a moverme de la zona de la base y disparando hacia la zona rival. De cualquier manera, fue una experiencia divertida y al "novio" le encantó.