sábado, 5 de mayo de 2018

Bud Spencer y Terence Hill... ¡en videojuego!

A finales de año salió la primera versión de un videojuego basado en las películas de las estrellas del cine cómico de acción de los setenta y ochenta Bud Spencer y Terence Hill. El primero falleció hace dos años y desgraciadamente no ha podido verse en este curioso juego que recupera la esencia de los porrazos de sus míticas películas. Sin embargo, sí que dio su consentimiento en el año 2015 que fue cuando se abrió una campaña en Kickstarter para recaudar fondos, por parte de Trinity Team. El nombre del juego es Slaps and Beans, que traducido es algo así como Bofetadas y Habichuelas. La versión final del juego está disponible desde finales del pasado mes de abril y puede comprarse en Steam por 19 euros (tuvo una oferta inicial de 15). Como no podía ser de otra manera, se trata de un videojuego de acción en dos dimensiones y hay mucho diálogo (con traducción española) y con el sentido del humor de siempre de los fabulosos actores.

Para empezar a jugar, podemos hacerlo en partida individual o con un amigo. En el primer caso, manejaremos a uno de los personajes y el otro lo manejará la computadora. Se agradece que tengamos la posibilidad de utilizar un mando, que permite una jugabilidad más eficaz que reducirse al teclado. Por otra parte, tenemos tres niveles de dificultad y el modo de salvar partida es el guardado automático según vamos avanzando.

Salvando las distancias, recuerda un poco a Streets of Rage. Podemos obtener algunos elementos con los que propinar golpes más duros a nuestros contrincantes (que por lo general, suelen acudir en manada como en las películas). Así por ejemplo, podemos coger sillas, sartenes... ¡e incluso los cuerpos de los propios matones para golpear a otros! Se podrá rellenar vida engulliendo la comida de las sartenes y bebiendo las cervezas, cuyos vasos pueden utilizarse igualmente para golpear. Otra opción que se permite es coger carrerilla y empujar algún barril o carro. Además, para nuestro gozo, el sonido de las "hostias como panes" está precisamente extraído de las películas.

Pero no todo consiste en propinar golpes, pues existen algunas fases de conducción (en coche y hasta en caballo) en que tenemos que seguir de cerca a los "malosos" evitando obstáculos o bien ganar una carrera. También podemos asistir a un divertido concurso de "cervezas y salchichas", homenajeando a la película Y si no, nos enfadamos. En ese minijuego tenemos que ganarle a nuestro contrincante (si somos Bud, a Terence y si no al revés). También hay otros en la primera fase en los que tenemos que acertar a disparar a unos pistoleros.


Por si lo mencionado fuera insuficiente, podemos disfrutar de una banda sonora compuesta por melodías extraídas de las películas. Así, por ejemplo, en el prólogo podemos escuchar la mítica canción de Le llamaban Trinidad, uno de los primeros éxitos de la pareja. Además, con independencia del juego podemos acceder a un menú de extras y escuchar cada una de las sintonías.

En definitiva, podemos ver muchísimos guiños a la filmografía de Spencer y Hill y sobre todo en esos diálogos que nos recuerdan (por ejemplo) la afición por el ligoteo de los personajes de Hill o el carácter cascarrabias de los de Spencer, así como las típicas pullitas entre ellos. También se agradece que los escenarios estén basados en algunas películas concretas, de manera que se viene a hacer un pequeño repaso a ellas. 

Lo único negativo de este juego es la monotonía de los enemigos -que tienen muy poca variedad salvo algún jefe que de vez en cuando nos encontraremos- y que son escasos los tipos de golpe que podemos dar. De cualquier manera, es un juego recomendable que hace justicia como homenaje a los actores (nunca antes llegó a existir un videojuego basado en ellos) e incluye jugosos logros de Steam.

viernes, 13 de abril de 2018

Penguin Random House resucitará a los tebeos de Bruguera

Penguin Random House Grupo Editorial, la nueva propietaria de los derechos de Ediciones B desde el pasado año, ha anunciado que está dispuesta a recuperar el sello Bruguera. Se trata de una editorial que nació en 1910 y con el paso de los años se convirtió sobre todo en una referencia del cómic en España, con el permiso de la revista TBO. En Bruguera han nacido algunos de los personajes más populares como Mortadelo y Filemón o Superlópez, que en el presente 2018 cumplen 60 y 45 años respectivamente de su creación y publicación prácticamente ininterrumpida. Pero son muchos más los personajes y series que quedan en el recuerdo a pesar de que todos sus autores hayan fallecido (con algunas excepciones, por supuesto). Entre 2008 y 2010, Ediciones B apostó por la reedición de clásicos gracias a la preciosa colección de RBA en los quioscos (40 volúmenes) y varios super humores que repetían sin embargo algo de ese material. Por desgracia, eso no pasó más allá de esos años.

PRH ha dado a conocer buena parte de su plan provisional a partir de septiembre de este 2018. Asegura que va a publicar 45 títulos al año, entiendo que tanto de libros como de tebeos, si bien parece que se ha puesto énfasis en estos últimos. Habrá reediciones de Sir Tim O'Theo referidas a sus aventuras largas, que fueron 5 y cuatro de ellas recopiladas en un tomo de la colección RBA. Se ignora si será en publicación individual o en un "integral" de largas, que realmente no sería tal, ya que la última fue "Ni hablar del peluquín" y que lamentablemente se interrumpió inacabada para siempre por la crisis de Bruguera. Por otra parte, se echa en falta que se reediten historietas cortas, que realmente son las más graciosas sin desmerecer las divertidas aventuras.

También se van a reeditar cosas de Vázquez en "edición especial". No queda claro si en un tomo o varios. Entre 2010 y 2011 ya se reeditaron muchas cosas aprovechando la película biográfica interpretada por Santiago Segura. Por tanto, se me generan muchas dudas respecto a qué novedad nos pueden traer que no tengamos algunos: tomos de RBA de Anacleto, Hermanas Gilda, Angelito y La familia Cebolleta y Magos del humor de esta última, Cuentos del Tío Vázquez y la Familia Churumbel. Sin embargo, si es para que mucha gente conozca estos fabulosos personajes, me parece estupendo. Ahora bien, necesitarán la adecuada promoción y publicidad, cosa que no sería igual de fácil que cuando salió la película.

También se mira a los hermanos Zipi y Zape. Habrá una edición de Magos del humor, no queda claro si dentro de la que comparten Mortadelo y Filemón y Superlópez o una aparte. Tampoco se conoce si recopilarán todas las aventuras largas (17), que ya fueron reeditadas por Salvat en una colección integral de 65 álbumes. Sin embargo, estos últimos son muy difíciles de encontrar toda vez que ya pasó su tiempo de suscripción hace unos cinco ó seis años. Sería interesante que optaran por las largas y se pudieran tener todas en un mismo formato.

Respecto a los grandes, en el caso de Mortadelo y Filemón se va a publicar una recopilación en un volumen de las mejores historietas cortas. Desgraciadamente, hay una limitación importante. Lo primero es que se trata de una selección y lo segundo es que cierran en 1972 cuando posterior a ese año se publicaron muchísimas más. Es por eso por lo que es muy probable que tenga repetidas muchas de ellas, sobre todo del volumen Agencia de Información que fue publicado en 2008. A su favor, sin embargo, tiene que se podrían conseguir muchas de las historietas primigenias. Es la novedad más destacable de los agentes en este año, ya que por lo demás sólo se van a publicar por vez primera en tapa dura algunas de las aventuras clásicas. En cuanto a Superlópez, verá publicado su Gran libro, tal vez al estilo del 50 aniversario de MyF que se actualizó con motivo del 60. En todo caso, muy interesante y que no me perderé en absoluto.

Finalmente, aunque no soy fan, habrá una reedición en un tomo de las historietas de El Jabato publicadas como especiales de verano y Navidad, con motivo de su 60 aniversario y en formato facsímil.

En definitiva, más allá de esta información se nos genera mucha ilusión y preguntas respecto al futuro. ¿Qué otros personajes están preparados para recuperarse? ¿Se atreverán a recuperar las revistas, pudiendo hasta transformar los Top cómics? ¿Puede haber alguna posibilidad de que Cera y Ramis, los últimos contratados por Bruguera, puedan hacer algo distinto a dibujar tropecientos Xunguis para que los busquen los niños?

lunes, 26 de marzo de 2018

La desfachatez de las tesis por encargo

En los últimos meses estoy descubriendo en las redes sociales la desagradable circunstancia de que se están constituyendo "negocietes" con la intención de elaborar tesis por encargo previo pago de unas enormes cantidades. Están introduciéndose como un cáncer contra la investigación y se aprovechan de incautos y perezosos para vaciarles la cartera. Como persona que ha estado matriculada 5 años y superado un máster y doctorado de forma autónoma, tan sólo guiado y orientado por la tutora y director correspondiente, me parece bochornoso que esta gente se dedique a fomentar esto. Puede que en realidad esto venga de bastante tiempo atrás, como puede consultarse en este enlace a una noticia. Pero últimamente se está extendiendo en Facebook. El otro día dejé un comentario en una publicación promocionada y no tardaron en borrarme el comentario y bloquearme, sin que fuera en absoluto irrespetuoso. Ya existían otros comentarios que ironizaban con el caso Cifuentes.

En mi opinión, esta práctica más allá de cuestiones morales (ausencia de honestidad) y de ética investigadora no puede ni debe ser legal. Lo primero es que se está produciendo una suplantación, dado que el doctorando o tesinando ofrece un trabajo en el que él no ha participado, sino que ha delegado en otras personas. En consecuencia, podemos acusar también de fraude. ¿Hasta qué punto se diferencia del clásico copiar y pegar o "fusilamiento" de obras de otros autores?

También me resulta sorprendente que, tratándose de que existe la obligación de contar como mínimo con un director/tutor, éste o ésta no se llegue a percatar de que el trabajo que le va llegando no es de su alumno. Me estremecería pensar que docentes universitarios colaboren en esta farsa, pero no menos patético es que haya algunos que formen parte de estos negocios. Ante cualquier sospecha, las universidades deberían levantar expediente y que no les temblara la mano a la hora de aplicar su régimen disciplinario contra los que participen.

Desde el punto de vista del "trabajo", surgen también muchas dudas respecto de la calidad de lo que esta gente realiza a distancia, por muchas que sean las indicaciones que el "cliente" le suministre. Una tesis o un trabajo fin de máster o de grado tienen por definición una nota personal. Y es muy fácil descubrir a la postre que el trabajo en cuestión NO lo ha realizado el que dice ser autor del mismo y por mucho que finja serlo. Además, estaríamos hablando de cifras de pago por página astronómicas con un mínimo de 3.000 euros aproximadamente. En verdad, esos "pringaos" que recurren a estos pajarracos (sin comillas) se arriesgan a tirar su dinero en un trabajo indefendible.

En definitiva, estos negocietes tratan de convencer a sus presas "argumentando" que el tiempo es suyo, que no merece la pena perderlo en esto y que es mejor que sean otros los que lo gasten en beneficio nuestro. Parece que no se dan cuenta de que el que está en la Universidad es porque quiere. Si no, ya hay otras opciones como la Formación Profesional, que se ha impulsado y  mejorado muchísimo en los últimos años con una oferta más que interesante. Pero verdaderamente, meterte en un grado, máster o doctorado y pagarlo dos veces, sin además desarrollarte como investigador o simplemente cualidades que puedas aplicar a tu trabajo, es una decisión absolutamente desacertada. En mi opinión, estas prácticas deberían ser perseguidas y lo primero de todo sancionar de forma ejemplar a quienes recurran a ellas. Sólo así podrán ir cayendo estas bandas (por que no merecen otra acepción). 

miércoles, 21 de febrero de 2018

Mauricio de la Peña, ¿última esperanza pimentonera?

A primeros de este año 2018 se ha firmado un acuerdo entre el actual propietario del Real Murcia, Raúl Moro y el empresario mexicano Mauricio de la Peña para ostentar el control de las acciones hasta 2019. La intención es que el empresario (que muy probablemente conoce a Moro de sus negocios en Lizarrán) sea la pieza definitiva que atraiga inversores que levanten al club, que cumpliría 100 años (y esta vez sí que sí) el año que viene. Y es que tampoco hay que olvidar que en 2008 se celebró erróneamente el centenario e investigaciones posteriores han determinado la fecha de fundación en 1919.

La situación económica y financiera del club sigue siendo complicada. Todavía no se conoce que se haya alcanzado un acuerdo con Hacienda (máximo acreedor) para el pago de las cantidades que ascienden a más de 15 millones de euros. También existen nóminas pendientes, si bien parece ser que Mauricio está ingresando poco a poco a los jugadores y empleados. Entre sus planes, llama la atención el que pretenda "explotar Nueva Condomina" para obtener ingresos, que es el problema que tiene el club sobre todo estando fuera de la Liga de Fútbol Profesional (sin dinero de televisiones, ni quinielas, ni publicidad, ni nada). Eso sí, el dejó claro en su rueda de prensa de presentación del día 8 de enero que no viene a perder dinero ni a malgastarlo, lo que se puede entender a través de muchas interpretaciones. Sin embargo, también afirmó que se iba a preocupar por establecer un modelo sostenible de club. En el plano deportivo, por el contrario, el Real Murcia parece haber remontado el vuelo al situarse entre los cuatro primeros que dan acceso al play-off.

El cambio de Sanlúcar a Salmerón ha venido más que justificado. Como también las nuevas incorporaciones, como Molo del Lorca de Segunda División, Charlie Dean del Granada y especialmente la del delantero nigeriano Chrisantus tras la grave lesión de Curto. También está a prueba Cedric, ex del UCAM y que antes de una enfermedad jugó en Primera y Segunda A. El equipo, con Sanlúcar, estaba muy lejos de las posiciones de cabeza y no jugaba a nada, perdiendo demasiados puntos. Se ha seguido tropezando en casa (como casi siempre desde la inauguración de Nueva Condomina en 2006), pero aprovechando los errores de otros rivales ha recortado unos cuantos puntos. El liderato sigue quedando muy alejado, pues estamos a 7 puntos del Cartagena. Sin embargo, también es cierto que tiene que venir por aquí y aún quedan 12 jornadas en las que hay que luchar al máximo. En esos partidos, se espera que el equipo tenga algo más de acierto de cara a gol, ya que a nivel defensivo sí parece haber experimentado mejorías.

Ya empieza a cansar esta categoría, con tres play-offs consecutivos y que terminaron en desastre. Si bien, incluso, podemos ampliarlos a cuatro con el play-off de ascenso a Primera división contra el Córdoba. Poco más de un mes antes de ese INJUSTO descenso a Segunda División B. Y no voy a decir nada del dirigente de la LFP para que luego estén casi a punto de meterme una denuncia, como pareció sugerir cierto mensaje que me escribieron en este mismo blog. Sólo diré que la mayoría de los clubes menos el Real Madrid, el Athletic, Celta, Alavés y poco más aprobaron subirle el sueldo una vez más.

Pienso sinceramente que hay que dar una oportunidad a Raúl Moro y Mauricio de la Peña. Qué menos que hasta el final de temporada. A mi juicio, están siendo demasiado criticados por algunos medios de comunicación. Muy especialmente por La Opinión de Murcia y Ángela Moreno, que francamente nunca ha escrito nada positivo del Real Murcia ni del aspecto económico ni del deportivo. Todo en el plan más rancio posible. Por otra parte, tenemos a Gregorio León al que le gusta más el enfoque "Sálvame" y ya le ha valido para que Onda Regional de Murcia sea vetada del estadio Cartagonova. También se ha publicado un comunicado del Real Murcia exigiendo una rectificación ante una noticia que sugería administración desleal. Afortunadamente, pese al triste fallecimiento hace unos años de Javier Orive, contamos con periodistas más serios como Germán Abril, Roberto Ramallo, José Antonio Vera, Andrés Egea, Joaquín Martínez, Oscar Cervantes y otros más.

domingo, 28 de enero de 2018

Construye tu árbol genealógico

Hace unos tres años comencé a despertar la curiosidad por construirme un árbol genealógico. En un primer momento, traté de conocer el nombre de mis bisabuelos. Algunos de ellos los conocí gracias a datos de escrituras o que mi suegro y su cuñada recordaban el nombre de los abuelos. Pero sobre todo he podido avanzar gracias a la web Family Search. Se trata de un sitio en el que puede accederse a un montón de documentación tanto registrada como capturada en fotografía de partidas eclesiásticas de bautismo, matrimonio y defunción de hasta el siglo... XVI. Resulta que los mormones fotografiaron por todo el mundo esta documentación de los archivos diocesanos, dado que al parecer querían investigar su rama, pero al final se le terminó dando otro uso: el de investigación de genealogía.

Desgraciadamente, hace poco tiempo que un montón de registros han sido borrados. Por protección de datos, no se pueden subir partidas del siglo XX. O lo que es lo mismo, de eventos acontecidos hace menos de 100 años. Ello ha ocasionado que incluso en archivos fotográficos que contenían fundamentalmente información del siglo XIX hayan sido eliminados. Uno de los damnificados ha sido el registro de mi pueblo, San Pedro del Pinatar. Afortunadamente, ya había hecho yo todas las investigaciones pertinentes. Por otra parte, no han borrado casi nada de Molina de Segura y de San Lorenzo de Murcia, donde pude avanzar en la línea de mi padre que E.P.D. Recientemente, he empezado con el de mi mujer y he conseguido avanzar muchísimo más, dado que de Cartagena y Pozo Estrecho hay mucho subido y lejano en el tiempo, aunque lamentablemente de Fuente Álamo no hay nada disponible. En este punto me tocará llamar y acercarme a alguna parroquia.

Pero también hay otras páginas "amigas". No es menos popular My Heritage, que tiene bastantes cosas en común con Geni, pero se diferencia de primera mano en que está traducida al español. Me gusta más su estética y es mucho más sencillo grabar los datos. Tiene funcionalidades interesantes como el mapa familiar (indicando con una chincheta todos los acontecimientos vitales importantes), la línea del tiempo, el libro del tiempo con fotografías, imprimir gráficos con el árbol genealógico, organizar eventos familiares... y la estrella: la prueba de ADN. Con ella podremos conocer en qué porcentaje pertenecemos a una o varias etnias, así como (tras subir los archivos a esta red social) cotejarse de manera que nos muestre si compartimos bastante ADN con algún otro usuario que aparezca. De hecho, se ha llegado a dar el caso de que gente descubra familiares suyos no conocidos. Incluso padres.

La gran diferencia de My Heritage y Geni con Family Search es que esta última es totalmente gratuita, de manera que podemos hacer búsquedas por el catálogo de registros eclesiásticos y otros árboles de usuarios sólo con estar registrados. Además, podemos construir un árbol grabando o recuperando el nombre de los ancestros, que pueden haber sido dados de alta por otros usuarios y multiplicar el número de personas en nuestro árbol. En las dos primeras redes, esto no es tan fácil. Al menos en My Heritage tienes un límite de 250 personas gratis. Más allá de esa cifra, tienes que pagar al año un mínimo de 60 euros en la modalidad Premium. Eso permitirá que puedas hacerlo crecer todo lo que quieras y poder confirmar los "Smart Matches". Se trata de coincidencias con los árboles de otros usuarios, que pueden haber introducido más datos de los que tú tienes en uno o más ancestros. Pero luego están los "Record Matches", que para poder confirmarlos y aprovechar información es necesario tener la modalidad Premium Plus que son más de 90 euros. Se diferencian de los anteriores en que tales datos provienen de alguna de las otras webs amigas. Sin embargo, muchas veces la información ya te aparece aunque no puedas importar automáticamente los ancestros. Por tanto, puedes tomar nota de ellos y luego introducirlos manualmente.

Otra cosa distinta de My Heritage son los llamados Descubrimientos. Puede ocurrir cuando introduces el nombre, fecha de nacimiento e hijos de un ancestro que te aparece la posibilidad de añadir un montón de antepasados. Curiosamente, hay ocasiones en que te deja importarlos todos de golpe, pero por desgracia puede ocurrir que no tengas espacio suficiente de no tener el Premium contratado. Por ello, aunque guste mucho MH conviene usar igualmente Family Search al no existir límite.

Y es que en Family Search realmente existen perfiles de antepasados únicos, aunque puede ser que haya algunos duplicados. Por ello se introduce la opción de rastrear posibles dobles para unificarlos y no llevar a confusión. Pero lo mejor de todo es que se incluye la interesante funcionalidad de "fuentes", conectando con posibles coincidencias en las colecciones de registros y que puede ayudarnos mucho a seguir creciendo nuestro árbol. En cualquiera de los casos hay que estar muy seguros de que las modificaciones que introducimos sean correctas, escribiendo la motivación en el recuadro que se despliega. No hay que olvidar que muchos de los perfiles habrán sido ya abiertos por otros usuarios y no se puede introducir información especulativa, sino que haya sido debidamente contrastada. Para ello, nada mejor que tirar del hilo con bautizos y matrimonios. Sobre todo los bautizos, ya que aunque no lo haya dicho contienen el nombre completo de los padres y al menos el nombre y primer apellido de los cuatro abuelos. Además, se pueden consultar también los padrones, quintas, protocolos notariales y demás documentos que incluso nos han llevado más allá de cuando nació Cristóbal Colón. Sí, así, así como suena.

Finalmente, Geni es muy parecida a My Heritage debido a que contiene casi todas sus funcionalidades incluyendo el encargo de prueba ADN. En lo negativo, su interfaz no me gusta demasiado, la mecánica de introducción de datos es menos simple y de manera tan innecesaria como molesta se introduce una pestaña de idioma inglés por defecto en cada ficha. Además, su mecánica para detectar duplicados y fusionar perfiles es más manual que automática, dado que en MH puedes someterlo a comprobación y te los va sacando para que decidas si son la misma persona. Con todo, lo mejor que tiene es que se pueden introducir muchos más ancestros sin pedirte que pagues. Sólo por eso ya merece mucho la pena. De momento no me han puesto ningún obstáculo y voy por más de 300, sin haber ahondado en los hermanos de los ancestros.

Podemos descubrir no pocas curiosidades, como que nuestros padres tengan dos o incluso más ascendientes comunes. También que alguno sea de bastante lejos o incluso extranjero, circunstancia que sucede en una rama de mi mujer (Génova, Italia). Igual los resultados del análisis de ADN que me comunicarán en poco más de una semana contiene alguna sorpresa adicional.

sábado, 20 de enero de 2018

Mortadelo y Filemón: y van 60 tacos...

En el día de hoy, 20 de enero de 2018, se cumplen nada menos que 60 años de la publicación de la primera historieta de Mortadelo y Filemón. Pero lo más sorprendente es que desde finales de los años cincuenta su autor sigue realizando historietas después de haber trabajado ya en tres editoriales: Bruguera (1958-1986), Ediciones B (1987-2016) y Penguin Random House desde 2017. Hablo sin duda de Francisco Ibáñez Talavera, que a sus casi 82 años (los cumple en marzo) no tiene visos de querer jubilarse. Así que mientras el cuerpo aguante lo seguiremos teniendo.

En Mortadelo y Filemón pueden distinguirse varias etapas, al margen de las indicadas según la editorial. De 1958 a 1969, podemos decir que estuvieron trabajando como autónomos en la llamada "Agencia de información". Llega entonces el momento de ser contratados por la TIA en su primera aventura larga de El sulfato atómico, que es una auténtica obra de culto para todos los mortadelófilos. Ibáñez recibió el encargo de hacer aventuras largas de 44 páginas al estilo franco-belga en todos los sentidos, con mucho detalle en el dibujo e inspirándose en Spirou y Gastón de Franquin. Se introdujeron como secundarios al Superintendente Vicente y al Profesor Bacterio. La secretaria Ofelia se introduciría como secundario permanente en la aventura Los gamberros en 1978. Es cuando comenzaría la segunda etapa, con una mayor libertad en los argumentos y gags. No obstante, en ese mismo momento aproximadamente es cuando Bruguera comienza a contratar a dibujantes para que realicen por su cuenta historietas de Mortadelo y Filemón. Es entonces cuando debemos referirnos a "los negros", es decir, dibujantes apócrifos que participaron pero que prácticamente no fue reconocido su trabajo de forma pública.

Sin embargo, debemos de distinguir apócrifo/negro de colaborador. Desde los años ochenta de forma intermitente y de manera ininterrumpida desde 1996, Juan Manuel Muñoz Chueca lleva trabajando codo con codo con Ibáñez en el retocado/acabado del lápiz y el entintado. Gracias a él la calidad gráfica de los personajes no se ha visto resentida a pesar de la edad del autor, que sigue siendo el responsable de los guiones y el primer pase del lápiz (bocetos aparte). Sin embargo, es preciso hacer honor a la verdad y señalar que ni las editoriales ni el propio autor han reconocido de manera pública este trabajo de Muñoz. Además, ni tan siquiera fue invitado a la fiesta del 60 aniversario que se celebró ayer viernes en Barcelona con tres dibujantes (Cera, Ramis y Rovira) y el resto periodistas. Sorprendentemente no estuvo JAN, por cierto... Pero si alguien más debía de estar ahí y para nada ser ignorado es Juan Manuel Muñoz. Ayer era el momento y si no lo hicieron, no sé en qué momento van a agradecerle. Una pena. 

En 1987 Ibáñez firma un acuerdo con Ediciones B, del grupo Zeta, y se destruyen los originales de la mayoría de esas historietas apócrifas, cuya publicación se hizo sin que el autor original viera un duro. Sin embargo, como prueba (una de tantas) de la torpeza de la editorial (o no, porque realmente se le debería agradecer), muchas historietas cortas se salvaron de la quema. Es más, se salvó hasta una aventura larga guionizada por Ramón Casanyes, de título El caso de los parvulitos. Todas las demás fueron suprimidas. Treinta años después, una crisis terrible de Ediciones B en la que se acumulan impago tras impago y que amenaza con repetirse lo de Bruguera, termina motivando su venta tras el acuerdo del Grupo Zeta con Penguin Random House y más en concreto con su filial española Barcelona Sipan Networks. De momento, parecen apostar por los personajes de Ibáñez, como demuestra la próxima edición integral de Rompetechos. En cualquier caso, Mortadelo y Filemón no han dejado de vender.

En realidad, poco nuevo se puede contar más de estos personajes que forman parte de la cultura cómica española. En estas seis décadas, España ha tenido tres Jefes de Estado (un dictador y dos reyes), 6 presidentes del Gobierno, entrada en el Euro... Y estos personajes no han permanecido ajenos a la evolución política, económica y social especialmente a partir de la llegada de la democracia y la desaparición de la censura. En Mortadelo y Filemón existe mucha parodia de eventos y sucesos reales, así como caricaturas de personajes famosos que incluyen a políticos tanto nacionales como extranjeros. Así por ejemplo, han llegado a aparecer Bush padre e hijo, Bill Clinton, Barak Obama y hasta Donald Trump. Todos ellos se han llevado tortas de nuestros agentes. 

Al margen de los cameos e intervenciones de personajes conocidos, Mortadelo y Filemón han participado en Juegos Olímpicos y Mundiales de fútbol. Curiosamente, en la primera participación de ambos eventos no había una referencia expresa a la ciudad real, de manera que sus títulos fueron editados posteriormente. En los JJOO, nuestros agentes llevan sin faltar a la cita desde nada menos que 1980 con Moscú, donde lidiaron con un agente de la ABUELA que pretendía convencer a los deportistas de que fueran a la huelga. Eso sí, sin olvidarse de la KGB. En total llevan 11 olimpiadas. Por otra parte, existen dos álbumes conmemorativos del Mundial 82. En 1986 ya no estaba Ibáñez en Bruguera, dado que se marchó a Grijalbo con impagos de la editorial y encima habiendo perdido los derechos de sus personajes. Sin embargo, sí hubo una aventura apócrifa pero de modesta calidad. En 1990 hubo una historieta que pretendía referirse al Mundial de Italia 90, pero los Mundiales "serios" no se reanudarían hasta 1994. Desde entonces, 7 seguidos siendo el último de ellos hasta el momento el de Rusia de 2018. Será publicado el próximo 5 de abril.

¿Qué futuro tienen los personajes y la serie? Ibáñez ya ha dejado claro en numerosas ocasiones que quiere que alguien los continúe. Al mismo tiempo, reitera sus dudas respecto al guión porque entiende que eso es algo más "personal". También ha dicho que Mortadelo y Filemón no serían mejores ni peores, sino "diferentes". De cualquier manera, a los que hemos leído todas las aventuras no se nos escapa que hace tiempo que la serie vive más de las rentas del pasado. O bien que nos hemos vuelto muy exigentes, pero el humor actual nos deja unas historias muy lejanas al acierto de las décadas de los setenta y ochenta. La época Bruguera fue sencillamente brillante. En todo caso, el que coja el testigo podrá intuir que hay aspectos que nunca deben cambiar, y es que nuestros agentes son los más patosos del mundo mundial. Pero precisamente eso es lo que les hace ser adorables.

¡Por muchos años!

jueves, 28 de diciembre de 2017

Nuevos recopilatorios de Shin Chan en ECC

De manera mensual y desde octubre, ECC Ediciones está publicando volúmenes recopilatorios de historietas de Shin Chan, el niño más políticamente incorrecto del Manga japonés. En España, este personaje, su familia y amigos son más conocidos gracias al Anime que en primer lugar viera la luz en Cataluña para después dar el salto nacional en Antena 3. Aproximadamente, su popularidad en nuestro país data de principios de siglo XXI, pero en realidad ya comenzó a ser un éxito en Japón en la década de los noventa. Las historietas han sido publicadas durante 20 años, una vez que se produjo el fatídico accidente de su autor Yoshito Usui. Sin embargo, su muerte no ha interrumpido la serie animada de la que se siguen produciendo capítulos.

El argumento, para el que no conozca a este chaval, consiste en las peripecias familiares de un niño de 5 años (congelándose su edad como sucede con Doraemon) más salido que el pico de una esquina y con una testosterona impropia de un niño de su edad. De hecho, esa actitud "adolescente" choca tanto con sus compañeros como con sus sufridas profesoras, así como otros personajes esporádicos. Pero no significa que todo sea picantillo y ni mucho menos para mayores de 18 (como mucho para mayores de 13). Muchas de las situaciones muestran a Shinnosuke (Shin Chan) portándose mal y despertando las iras de su madre o la desesperación de su padre. Los guiones ganan flexibilidad cuando se introduce a Himawari, la nueva hija y aficionada tanto a las fotos de chicos guapos como a los objetos brillantes. En definitiva, una sátira, parodia y burla de la familia típica japonesa.

Esta edición que se está publicando no es ni mucho menos un integral, sino una selección. El nombre lo dice todo: Shin Chan, sus mejores gamberradas. En total serán unos seis volúmenes, de los cuales se han publicado hasta la fecha tres y a mediados de cada mes. En la parte positiva, destaco que son historietas muy graciosas aunque duren pocas páginas cada una. También se agradece la inclusión de varias páginas de extras en las que, curiosamente, se escenifica por ejemplo cómo es la casa de los Nohara y sus espacios. Sin embargo, negativamente debo señalar que el precio está demasiado subido. Existen tomos del mismo tamaño (kanzeban) con muchas más páginas que 160 y por los que no se cobra nada menos que 13 euros. ¿No hubiese bastado con 10? En cuanto a si como selección es acertada, todavía habría que esperar a los otros tres que faltan. No podía faltar el embarazo y nacimiento de la hermana pequeña, pero de momento se echa de menos la intervención de algunos personajes secundarios o la mayor participación de algunos que han pasado prácticamente de puntillas. Quizá se hayan postergado para esos tomos que faltan.

No debe olvidarse que Shin Chan ha generado tanto filias como fobias y en España no ha sido menos. Su carácter transgresor y su emisión en horario para todos los públicos, destacando sus momentos del baile de "la trompa" y del culo, generaron polémica desde el principio. Sin embargo, como destacó su autor, precisamente esta serie era una especie de vía de escape para contar todos esos "chistes verdes" que ya sea por el qué dirán de su sociedad tradicional o cualquier otro motivo no había tenido la oportunidad hasta ese momento. Y es que no hay que tomarse en serio absolutamente todo, sino desconectar con las ocurrencias de su personaje.