domingo, 19 de marzo de 2017

First Dates, la cita de tu vida

Hoy hablaré del programa-concurso que está causando furor en Cuatro: First Dates. Presentado por el conductor del archifamoso 50 x 15 Quién quiere ser millonario, Carlos Sobera, se emite prácticamente todos los días de la semana. Este formato ha roto con la tradicional emisión semanal de este tipo de programas. Que hay que recordar que se remontan a primeros de los noventa con experimentos tales como Vivan los novios en Telecinco y otras ofertas en los canales autonómicos. Para desde hace unos años caer a las alcantarillas de Mujeres, hombres y viceversa. Aquí no hay muros ni biombos ni tampoco un espectáculo de cortejo entre diez o doce pretendientes/as, sino directamente una y sólo una cita: cenar en un restaurante. Pero lo más novedoso no es eso, sino que por primera vez se pueden ver citas entre personas homosexuales.

Normalmente, en el comienzo uno de los dos (aunque suelen ser varias las parejas por programa) se toman alguna bebida y charlan un momento, para romper el hielo y dejar a un lado los nervios, con Sobera o con alguna camarera. Por lo general con la imponente Lidia Torrent, hija de Elsa Anka. Muchas veces me he preguntado si alguien no ha preferido sentarse con ella. Bromas aparte, el caso es que el programa suele buscar parejas que tengan algo de afinidad. Puede ser la edad, los gustos o la proximidad. Y es que muchas de las posibles parejas no llegan a tener más citas porque la distancia les puede. Pero también ha habido ocasiones en que la apariencia física les ha echado para atrás e incluso la cita no ha llegado a celebrarse. Y es que por mucho La bella y la bestia, si el primer golpe de vista es muy negativo...

Durante la cena, el programa recoge los momentos más interesantes. Aproximadamente, en tiempo real duraría una hora y media. Lo que con un desconocido en realidad es muy poco tiempo y a veces se convierte casi en una entrevista de trabajo. Cada uno tiene sus propias "normas de casting" y va evaluando mentalmente a la persona antes de decidirse. Una de las preguntas casi obligatorias es si tienen hijos, dado que muchos separados suelen asistir a este programa. Hay gente que espera encontrar su segunda mitad en el sentido de que sea igual, pero también hay algunos que parece que van de comerciales. Y su producto son ellos mismos. A todos nos gusta decir que estaríamos dispuestos a todo, a hacer muchísimas cosas y a ser super lanzados. Pero no, más vale ser sencillos. ¿Por qué nunca nadie se atreve por ejemplo a decir que son maniáticos, que son unos frikis o etc? Porque total, más tarde o más temprano se va a saber y cuanto antes mejor.

También están los que van más rápidos que la Formula 1 y hasta se sueltan besos. Pero lo importante viene al final, cuando deciden o afirman que les gustaría tener una segunda cita y fuera de cámaras. Son muchas las parejas que ya no se vuelven a ver. Y es que es difícil que en un periodo de tiempo tan corto una persona desconocida te enganche mucho. A lo mejor, a una persona joven es más fácil. Pero a alguien ya un poco más mayor, es distinto. Con todo, tampoco te ata a nada tener una segunda cita. Pero también ha habido casos en que se ha llegado a utilizar la expresión "no estoy como para perder el tiempo". Pues venga majo, a casita. En otra ocasión, una chica le dijo a un simpatizante de En Marea "¿eres de Podemos? Se acabó la cita". Las divergencias ideológicas, por desgracia parecen a veces más importantes que los valores de la persona. Y no es por defender un partido u otro. Realmente lo importante es la tolerancia y que te respete en lo que tú pienses y defiendas.

En definitiva, el programa entretiene porque nos ofrece gente de lo más diversa. Algunos detalles de los participantes nos pueden gustar, otros no y así se puede evaluar por qué una cita va a fracasar o tener éxito antes de preguntar a los comensales (la pareja). El caso es que esta nueva modalidad de reality show ó date show es mucho más potable que el resto. Y de ahí que tenga tanta audiencia y se emita a diario.

domingo, 5 de marzo de 2017

Chema Ruiz la vuelve a liar (Murcianico/Despacito)

En los éxitos musicales del momento, en cada temporada rige un determinado estilo. En la actual parece que ha dado por el reggaeton lento, como el Despacito de Luís Fonsi. Pues bien, ese ha sido el tema reversionado por el comediante y monologuista murciano Chema Ruíz con su 'Murcianico'. Cuatro años después del archifamoso Murcianico Style, presentado en diciembre de 2012 (plaza de Santo Domingo de la ciudad) y petándolo en el Bando 2013 con un impresionante flashmob (plaza de la Catedral).

Mientras que la anterior era una especie de "reivindicación" del estilo murciano en su forma de hablar y sus costumbres, la actual es un pequeño repaso a diferentes actividades de ocio en ciertos lugares emblemáticos de la capital de la Región. La plaza de las Flores (cañas y tapeo) y algunos pubs y restaurantes. Sin olvidar la "gastronomía" como el pastel de carne, la ensalada marinera y las patatas con limón y pimienta, ahora con las marcas de "acho"y "pijo".

Evidentemente, hay gente que le puede parecer esto una cutrez. Se trata de una simple parodia que no por lo tanto no hay que tomársela en serio. A pesar de que es cierto que recurre una vez más a los tópicos de siempre como lo que piensen los madrileños o del resto de España de nosotros, que si critican mucho y luego vienen aquí a la playa... Otras críticas son que se nos pinte como garrulos o que sólo nos gusta la fiesta. Pues precisamente es una canción festera, no hay que cogerla por ningún otro lugar.

Os dejo con el hit:

sábado, 25 de febrero de 2017

El Goya de un murciano

Con 20 días de retraso dedico un breve post al murciano Carlos Santos, que se alzó con el Goya al Actor revelación del año 2016. Ha sido gracias a su interpretación del personaje de Luís Roldán en la película El hombre de las mil caras de Alberto Rodríguez. En realidad la película trata del ex espía del CESID Francisco Paesa, que fue capaz de engañar a todo el país y conseguir la fuga del que fuera Director de la Guardia Civil. La recomiendo totalmente.

Carlos, de 38 años, ya había tenido papeles en televisión como en Los hombres de Paco, en el papel del agente Povedilla y más recientemente en la serie de El tiempo entre costuras. También ha hecho trabajos en el Teatro. Su primera película fue en 2010, titulada También la lluvia y dirigida por Iciar Bollaín. Ahora le tocó un papel que, aunque secundario, tiene una importante incidencia durante la película y retrata con una habilidad pasmosa a uno de los políticos más singulares de los años noventa en España.

Mi enhorabuena a Carlos, que en este domingo tendrá un pequeño homenaje a modo de saque de honor en el partido Real Murcia-Recreativo de Huelva. Ojalá que siga consiguiendo éxitos en el cine y teatro. Os dejo con mi crítica de la película en cuestión, que escribí hace varios meses.

Interesante adaptación de uno de los escándalos políticos más sonados de la política española del siglo XX. Pero, por ese motivo, costará más su disfrute a los menores de 30-35 años que no se acordarán de nada o no habrán visto las noticias en su momento. Porque, de hecho, se intercalan imágenes reales de periodistas y presentadores de televisión que aportan frases y pequeñas referencias memorables. También se mencionan por los personajes aunque sea de forma breve polémicas y casos como los GAL y los fondos reservados. Pero la ausencia de información sobre la realidad tampoco obsta el entretenimiento del visionado de esta obra.


El único problema de la película es que en ocasiones es más confusa que compleja. Dado que las escenas se van sucediendo y aportando detalles de la peculiar relación de Roldán con Paesa así como de pequeñas actuaciones de varios ministros. Sin embargo, la voz en off de José Coronado va explicando todas las situaciones. Pero ello no obsta para que disfrutemos de una gran dirección, una atmósfera cercana al thriller con iluminación en justa medida y también de buenas interpretaciones. Todos los personajes muy bien definidos. Desde un Paesa tranquilo y calculador hasta un Roldán nervioso y manipulable. Dos caras completamente opuestas. Y un José Coronado en su línea, al que como siempre le pegan estos papeles de investigador maduro.

En definitiva, investigaciones, espías, engaños, giros y corrupción a manta, pero sobre todo una visión que aunque ficticia tiene mucho sentido acerca de lo que podría haber pasado más allá de lo que nos contaron los medios

sábado, 11 de febrero de 2017

El dilema de los nuevos fichajes vs nuevo entrenador

El Real Murcia ha tratado de aprovechar al máximo el mercado de invierno y renovar gran parte de su plantilla con hasta 10 nuevos fichajes. De todas las demarcaciones salvo de la portería. Sin embargo, tampoco ha sido el club que ha reventado el mercado. Ya que el Extremadura (del mismo grupo) ha hecho 11 fichajes y el Eldense del grupo III nada menos que 16. En todo caso, era necesario traer a nueva gente para apurar las pequeñas posibilidades de jugar el play-off. Dado que los puestos 1 al 3 están prácticamente inalcanzables.

Las bajas han sido las siguientes: Borjas Martín, Nacho Pérez, Paris Adot, Titu, Iru, Wilson Cuero, Jaume Sobregrau, Álvaro Moreno y Germán Sáenz, la sorpresa que se ha terminado yendo al Cartagena.

Los nuevos fichajes son los siguientes:

En la defensa, ha venido Juanma (Almería), Borja Gómez (Real Oviedo), el lateral derecho Juanjo García (Cádiz) y Alberto López (Mallorca B)

En el medio campo, el banda derecha y mediapunta Elady Zorrilla (Mancha Real) y el organizador David Sánchez (Atlético Baleares).

En la zona de delanteros, el goleador Víctor Curto del Linares (10 goles en la primera vuelta), Pablo Aguilera (San Roque de Lepe, de Tercera), Rayco García (Ponferradina) y del extranjero el jumillano Sergi Guardiola (Adelaide FC).

Sin embargo, con tres partidos después de incorporar estos refuerzos y a pesar de que no han jugado todos el equipo sigue sin despegar. Tiene 36 puntos y está a dos del 4º con el goal average perdido. En estos tres partidos no ha ganado ninguno y ni tan siquiera marca gol, perdiendo en Lorca y empatando a cero en casa contra el Jumilla y en Melilla. Por lo que ahora mismo quien empieza a estar cuestionado es precisamente el entrenador, Paco García. No puede ser que con tanto fichaje las cosas sigan igual y no se marque. No es suficiente con encajar gol, hay que llegar a puerta y ganar los partidos. Por lo que dependiendo de los próximos resultados, podría haber relevo en el banquillo. En ese sentido, suenan los nombres de Mandía o Josico como los posibles sustitutos que maneja Deseado Flores.

En mi opinión personal, se puede tener paciencia hasta un límite. E igual muchos de los jugadores que se han marchado en realidad eran buenos. Como Cuero, que ahora está marcando goles en el Lorca Deportiva de Tercera división. Pero, por las razones que sean, el entrenador no es capaz de sacarle punta. Por muy murciano que sea. Y, a ese respecto, hay que recordar el cambio que se hizo en la jornada 25 de la temporada 99/2000 de Gonzalo Hurtado a Rafael "Crispi". El equipo era séptimo y terminó la liga segundo sin perder ninguno de los 13 encuentros restantes. Ganando 8  y empatando 5. Luego jugó un play-off no apto para cardiacos y terminó conquistando el ascenso con un gol absolutamente inolvidable de Pepe Aguilar en Granada.

¿Por qué no soñar con repetir la historia en 2017?

domingo, 29 de enero de 2017

Miau, el dulce hogar de Chi

En los últimos meses he descubierto y leído una nueva serie de manga, El dulce hogar de Chi. Es una colección de doce tomitos escritos de 2004 hasta 2015, cuya periodicidad en Japón ha sido anual. En España vieron la luz en la desaparecida Glénat/EDT y fue recuperada y completada por Planeta Agostini. Su autora es Konami Kanata, una mangaka conocida por sus historietas sobre gatos. De hecho, otra de sus obras conocidas es La abuela y su gato gordo, de 8 tomos. Próximamente está anunciada la publicación en Japón de más historias sobre gatos. Pero es difícil que consigan la misma popularidad que ha alcanzado Chi. De hecho, el cartel del Salón del Manga de Barcelona del año 2015 fue elaborada por la propia autora.

El presente manga trata de una gatita que se despista y pierde a su madre y sus hermanos en la calle. Tras intentar buscarlos, es ella encontrada por un niño que pide permiso a sus padres para hacerse cargo de ella temporalmente. Sin embargo, en el edificio en que viven no está consentido tener mascotas, por lo que tratan de ocultarla a los vecinos e intentan buscar a alguien que se haga cargo de ella. Sin embargo, pronto se encariñan y se quedan con ella y será entonces cuando vivirán un montón de peripecias. Una gatita muy pequeña a la que le ponen Chi y que a lo largo de muchos capítulos de corta duración muestra las típicas manías de los gatos: pasión por las bolsas y los cordones, meterse en cajones, afición por algunos alimentos, arañar y rascarlo todo... Todo con una absoluta ternura y algunos momentos emotivos. Que serán disfrutados por todo aquél al que le gusten los animales, pero especialmente a los que tengan gatos en casa. Lo mejor sin duda es el énfasis y cuidado en la expresividad del animal, transmitiendo felicidad, miedo, tristeza, enfado, cansancio, preocupación, diversión... De manera que es muy sencillo enamorarse de esta gatita al instante.

Ahora bien, esta historia no es exclusivamente costumbrista y sin avance argumental, puesto que sí existe y van pasando cosas que alteran la vida normal de la familia. Aparte de ir conociendo a otros gatos, tan sólo añadiré que hay un momento en que se mudan de casa, mientras que en la parte final se tratan algunas cosas que precisamente echábamos de menos en la historia. Sin embargo, como curiosidad mencionar que la vida de la gatita parece congelada en menos de un mes, siendo además muy pequeñita. Dado que en realidad los gatos sólo beben leche en sus primeras semanas, puesto que después pasan a comer pienso y patés, por ejemplo. También es cierto que el manga obvia una fase muy importante de los animales que es... entrar en celo. Por una parte, podemos pensar que no le llega aún ese momento porque como decimos el tiempo está como "congelado". Al igual que pasa con Doraemon o incluso Los Simpsons. Pero al margen de ello se podría pensar que un capítulo "no retratado" los amos de Chi la habrían esterilizado. Al igual que nosotros hemos hecho con la nuestra.

Una vez publicados todos los tomos, el legado de Chi sigue vivo en dos frentes: la animación en televisión y las redes sociales. Respecto a los primeros, en 2008 y 2009 se emitió una serie de dibujos animados de dos temporadas con más de 100 episodios en cada una, animando las vivencias de muchos de los capítulos del manga. Existe una página de Facebook que lleva varios meses subiendo estos episodios en versión original subtitulada al español. Pero también hay una serie de animación a ordenador, que se estrenó el pasado otoño de 2016. De momento aún no he podido ver ninguno. En cuanto a las redes sociales, con cierta frecuencia publican bonitas fotos (algunas preciosas) con pequeños muñequitos de Chi en Facebook, Twitter e Instagram. Lamentablemente, el idioma utilizado en estas redes es el japonés y no el inglés, que hubiera sido más entendible por millones de personas en todo el mundo. Pero una imagen es igualmente disfrutable. Con todo, el hecho de que tanto las series animadas como las redes sociales sean en idioma japonés da a entender de que han focalizado la promoción del personaje y obra en su país de origen. Cuando en realidad el manga ha sido vendido en todo el mundo.

Es una pena que ya no haya más tomos de esta serie, aunque más triste habrá sido para los que hayan seguido sus aventuras anuales durante 12 años. No estaría mal que se publicara algún día al menos un tomo 13, aunque su autora esté ahora mismo ocupada con otras series.

sábado, 21 de enero de 2017

Nevando en Murcia después de más de 70 años

El miércoles de esta semana, 18 de enero, ocurrió algo insólito en Murcia. Algo a que están acostumbrados sobre todo los españoles que viven más al norte. Pero aquí desde luego que no. Después de 78 años nada menos ha nevado en la Región de Murcia. Pero no una simple escarcha que alguna vez se ha podido ver. No. Estamos hablando de nieve pero de verdad. Ha resultado francamente alucinante ver vídeos y fotografías de paisajes especialmente de la comarca del Mar Menor y Cartagena, donde la nieve había cuajado. Un espectáculo que nos ha dejado boquiabiertos, al tiempo que nos ha animado a hacernos los típicos "selfis" y compartirlos por Whatsapp y todas las redes sociales. No es para menos. En mi caso personal, de hecho, es la primera vez que veo nevar en España. Ya que cuando he estado en el norte nunca era en invierno y sólo la había visto en Inglaterra.

Pero también causó problemas, como en el Puerto de la Cadena, que es el tramo de autovía que conecta Cartagena con Murcia. La nieve dificultó de tal manera el tráfico que se cortaron todos los carriles menos uno y con ello las retenciones fueron impresionantes. Llegando a estar parados más de una hora como mi mujer que salía de Murcia de ver una empresa. Además, hubo algún accidente. Otra noticia fue que un hombre salió a hacer senderismo y estuvo desaparecido durante unas horas, hasta el día siguiente en que fue descubierto por la mañana en una cueva. Hay que tener más cuidado con hacer estas cosas en un tiempo tan peligroso.

Lo más espectacular y bonito es ver imágenes de la playa totalmente nevada, como por ejemplo en La Manga. Y lo más gracioso sin duda ha sido ver la pedanía murciana de Los infiernos llena de nieve. ¿El infierno congelado? Puede que para muchos sean escenas absolutamente normales, pero aquí en la Región de Murcia se han vivido con una justificada pasión. Moviendo a la gente a salir a la calle, hacerse fotos y bailar bajo la nieve. Ojalá que no pase tanto tiempo para que podamos volver a ver  la nieve aquí. Y si no... al menos la habremos podido disfrutar. Lástima que ese día tuviese que trabajar todo el día y no pudiera salir al menos por la tarde, pero sí que pude echar fotografías y algún vídeo del parking de mi trabajo.

Y como esas imágenes valen más que mil palabras, termino este breve post con un algunas de las instantáneas más sorprendentes.




domingo, 8 de enero de 2017

Las cazas de las rebajas de Steam

Terminaron las Navidades 2016/2017 y con ellas arranca un nuevo año. Dedico este post a hablar de videojuegos y en concreto algunos que he adquirido aprovechando las suculentas rebajas de Steam, la plataforma online de videojuegos por excelencia. También está Origin, de Electronics Arts y Battle.net de Blizzard, pero ocuparían el segundo y tercer puesto respectivamente en popularidad y ventas. En un lugar muy alejado sigue sobreviviendo FX Planet, como si fuera la UPyD de las plataformas de videojuegos que se niega a desaparecer. A través de todas estas aplicaciones podemos comprar e instalarnos videojuegos, pudiendo jugar y rescatar nuestras partidas en cualquier ordenador. Sólo tiene que estar ese juego instalado. Pero lo mejor de todo es que se solucionan los sempiternos problemas de espacio. El único problema es que no existe traducción al castellano en muchos de ellos, sobre todo de las voces. En otros caso, con suerte, se traducen los diálogos.

Como aventura gráfica, he podido jugar a un clásico que sin razón aparente no había disfrutado con anterioridad: El día del Tentáculo, de Lucas Arts. Se trata de la secuela de Maniac Mansion, un título que aparte de tener su versión en ordenador también salió para Nintendo NES y curiosamente era uno de los favoritos de mi mujer. La diferencia es que aquí el tono no es tan misterioso ni de tensión, tampoco se puede morir y además los personajes se hallan separados en tres tiempos: el pasado (siglo XVIII), el presente y el futuro (siglo XX). Cada uno tiene que interactuar en la mansión y enviarse objetos a través de una máquina para hundir los planes de un malvado tentáculo que ha conquistado el mundo. No es comparable con Monkey Island, la joya de la compañía. Pero sí está bien construido el guión del juego, con varios giros y cambios en el tiempo, momentos humorísticos y unos personajes manejables altamente frikis.

Como juegos de rol, se ha puesto también en oferta Sacred. Y en versiones completas de cada parte de su saga. Son juegos en los que se explora un mundo abierto, pero no en visión de primera persona como Dragon Age, Elder Scrolls y otros, sino en un plano 2D con perspectiva diagonal. La cantidad de misiones secundarias es muy amplia, al tiempo que los monstruos jefes. Pero sobre todo un mapeado gigantesco. Especialmente es constatable en la segunda parte, con una extensión absolutamente brutal. Menos mal que iremos encontrando portales con los que guardar atajos, como en la saga Diablo. También se pueden comprar caballos para desplazarse más rápido. Su punto más a favor es el amplio número de habilidades que podemos adquirir con los personajes que elegimos. A este respecto, mi favorito es sin duda la vampira, que se transforma y especialmente de noche se vuelve letal contra los enemigos que va encontrando. El único problema es que éste es uno de los casos en los que se ha perdido el doblaje castellano.

También un clásico de los juegos de estrategia: Age of Empires III en su edición completa. Me he familiarizado mucho más con el Tzar, que fue distribuido por FX Interactive en España. Pero en realidad es un "plagio" del anterior, que ya había conocido previamente en 1996. Podemos elegir civilización y construir un centro militar y comercial, mediante la inversión de los recursos que obtengamos como la madera, comida, plata u oro. El problema que he tenido siempre con estos juegos es que tan feliz voy progresando cuando van apareciendo enemigos hostiles poco a poco. Para después venir un ejército impresionante y destruirme hasta el castillo. Verdaderamente no tengo mucho práctica. Como tampoco en los Civilization. Conocí su tercera parte y recuerdo hacerlo tan rematadamente mal que había llegado al siglo XX anclado en la Edad Media. Ni Tordesillas, vaya... Sin embargo, son este tipo.

Para finalizar, dos juegos cuya primera parte ya había conocido a través de FX Interactive: Lucius I y II. Se trata de una aventura gráfica en formato película inspirada de forma muy clara en la saga cinematográfica The Omen (La profecía). El niño que manejamos, aunque no se llame Damien es muy parecido al protagonista de la primera obra y el argumento gira en torno precisamente a un chaval con poderes oscuros. Sí, encarnamos al "malo" de la historia. No tendremos que interactuar con demasiados objetos, pero sí ir pasando escenas en las que en algunos casos cometeremos alguna fechoría siniestra. Lo más curioso es que con posterioridad a estos juegos se lanzó un llamado "Demake". Que no es sino una adaptación del juego con una estética retro de los 80 que no deja de ser curiosa.

No obstante, como epílogo, he comprado también las sagas de Quake y Half Life. Dos clásicos de acción. Si bien de ellos ya hablé en un anterior post en 2012.