sábado, 7 de marzo de 2015

UPyD, hasta aquí hemos llegado

Por mucho que me pese y me cause una gran tristeza, me veo en la obligación de anunciar mi baja, renuncia o dimisión (como se quiera entender) como afiliado de UPyD. El pasado mes de diciembre ya hubo un día en el que exploté e hice públicas varias cosas. Concretamente a través de este post. Sin embargo, a pesar de todo, mi compromiso con el partido aún no se había resquebrajado. ¿Por qué? Porque confiaba en el proyecto y en un partido con el cual, realmente, me identifico en prácticamente el 100% de sus ideas, políticas, visión de España y de la sociedad. Por mucho que distintos sectores del "establishment" que pertenecen a PP y PSOE y muy en especial supuestos regeneradores de Izquierda Unida (sobre todo) se esforzaran por propagar bulos y desinformaciones malintencionadas. Mintiendo descaradamente sólo para desacreditar la mejor opción en ese momento para regenerar la política. Para que vuelva a España una auténtica política de CENTRO. Con la que me siento identificado ideológicamente y que considero que es la que se precisa para salir de la crisis y progresar. Y me he partido la cara por defender a UPyD, costándome algún que otro disgusto pero convencido.

Recuerdo aquella mañana de sábado de febrero de 2011 (no recuerdo exactamente el día) cuando quedé con José Luís Ros Medina y Pedro Luís Rodríguez. Contactaron conmigo a través de Internet debido a mis comentarios positivos sobre el partido y el programa. Me propusieron unirme a ellos y al principio me daba cierto respeto. Pero después me dije a mí mismo que precisamente una ilusión que yo tenía desde hace tiempo era participar en un grupo o candidatura que quisiera hacer cosas por el pueblo. Y de paso tener un contacto con la política local más activo, aprendiendo mucho. Así que muy pronto conseguimos una lista estupenda que se presentó en el Hotel Thalasia de San Pedro del Pinatar. Aquí podemos acceder a la noticia y a la fotografía de la candidatura. Pues bien, el 22 de mayo, ese día mágico de las elecciones. conseguíamos 519 votos y aunque en el último momento conseguíamos hacer concejal a José Luís. La alegría se desbordó aquella noche. Todos y cada uno de nosotros colaboramos a ello. Incluso buzoneando por las noches en nuestros barrios y hablando con familiares y amigos. Con muy pocos recursos, conseguimos un resultado excepcional en el pueblo. Lo último fue en las europeas, donde con menos gente votando... ¡sacamos más votos!

La gestión del concejal José Luís Ros Medina ha sido intachable. No ha tenido tapujos en criticar ni al gobierno saliente (PSOE) ni al entrante (PP). Porque hay que saber discernir responsabilidades. Eso le ha hecho ganar algún que otro enemigo o que le mandaran a callar de la forma más lamentable y dictatorial. Pero sin duda ha sido el edil que más mociones ha presentado de toda la corporación, siendo muchas de ellas descartadas sistemáticamente por el gobierno local del PP y algunas otras aprobadas. Unas pocas de ellas se presentaron conjuntamente con DPi. Por mencionar algunas, se presentaron sobre presupuestos participativos, transparencia y buen gobierno, defensa del Mar Menor y su entorno, software libre, subvención del IBI, rechazo subida del agua, creación del defensor del discapacitado (aprobada y publicada en BORM), comercio local, céntimo sanitario y otras como la creación de una calle con el nombre de Oswaldo Payá y la modificación de la Avenida Generalísimo por Presidente Adolfo Suárez, que evidentemente fue rechazada por el PP.

Pero UPyD tiene el problema que no permite cualquier manifestación de disconformidad. No merece la pena reescribir lo que puse en diciembre, pues para eso sólo hay que consultar el post que enlacé más arriba y que no sólo afecta al ámbito regional sino también al nacional con fisuras y ataques a Paco Sosa Wagner. El caso es que tanto yo como otros miembros de la candidatura decidimos aguantar y darle a UPyD una segunda oportunidad. Pero la misma ha sido pisoteada por la Gestora territorial. Me explico: debido a las bajas producidas durante estos cuatro años por motivos personales y laborales, así como el hastío por la poca vergüenza que se ha tenido contra Encarna y Miguel, francamente nos habíamos quedado muy poquitos al frente. Necesitábamos un grupo. Y miembros del partido Democracia Pinatarense estaban interesados en unirse en coalición con nosotros. La gran oportunidad para hacer un grupo fuerte de nuevo y más aún, pues con gente experimentada en ser concejal. Pero esa petición ha sido rechazado de plano por la Gestora, así que en esa tesitura no podíamos presentar candidatura. De esta manera, la decisión de José Luís Ros ha sido la de presentar su dimisión tanto como candidato como concejal, después de más de 7 años de afiliación.


UPyD me ha permitido conocer a gente maravillosa. Como Ángel Pereira, Fulgencio, Ana, Nuria, Ginés, Mari Carmen, Gabriel, Luisma, Rubén, José Luís Cerezo o Encarna Hernández. A esta última le deseo lo mejor en las elecciones en Molina de Segura y ojalá sea la Alcaldesa porque ella lo vale. Pero desgraciadamente también a otras personas que han querido convertir esto en un cortijo. Y yo confiaba en ellas. Rafael Sánchez y Manuel Hernández, junto con Fuensanta Máximo se han cargado UPyD en la Región de Murcia de la manera más caciquil. Ha desaparecido UPyD en Los Alcázares, Caravaca, San Javier, San Pedro del Pinatar, Águilas, Alcantarilla, Yecla, Cieza, Totana... y lo que es peor aún: entre medio ha perdido a tres concejales. Muchos de los que pidieron la baja han fichado por Ciudadanos, que en la Región de Murcia ha triplicado su fuerza y está consiguiendo lo que no ha llegado a hacer nunca UPyD que es hacerle daño real al PP en las encuestas. Pero por lo que respecta a UPyD Región de Murcia, se queda prácticamente con Murcia y Cartagena (donde tendrá mucha competencia), Lorca, Molina de Segura... y poco más. Se van a pegar un castaño electoral de aúpa. Y lo siento por César Nebot, al que no deseo nada malo porque no tengo el gusto de conocerle. Pero quien siembra vientos, recoge tempestades. Y le han condenado su campaña al fracaso.

Así que hasta aquí hemos llegado. Pero no voy a hacer como esa gente que hace ya bastante tiempo que abandonó el partido (no me refiero para nada a los murcianos) y que de la forma más hipócrita posible atacan unos principios e ideas que en su día defendieron. Yo soy de centro, CREO en el centro y en políticas muy parecidas a las que aplica UPyD. Pero UPyD no es el partido que yo creía. Una cosa son las ideas y otra el partido. No defiendo para nada su ausencia de democracia interna. Ese autoritarismo que se disfraza de buenas palabras y de "imputados cero". De ahí que pueda afirmar que ni se me pasa por la cabeza atacar las cosas que he defendido sólo porque me haya separado de un partido. Ese partido no recibirá nunca más mi voto, pero no soy tan incoherente ni falto de principios como para atacar a ciertas personas que siempre he admirado como Toni Cantó (pese a sus meteduras de pata) y menos aún para apoyar mensajes de otros que escriben en Twitter, se hacen llamar periodistas y que rajan realmente de unos principios y no tanto de un partido. Estos últimos podría nombrarlos, pero como ni tan siquiera se lo merecen, mejor no lo hago.


En fin, es para mí un momento triste porque se rompe un compromiso político pero una cosa está clara. Apoyaré a José Luís Ros Medina para que se presente y refrende su gestión como concejal de la oposición en estas elecciones 2015. Aunque sea en una candidatura independiente, alternativa o lo que estime necesario. Porque sin duda el pueblo de San Pedro del Pinatar ha ganado mucho con él y más puede ganar, independientemente de la sigla.

3 comentarios:

Maria Jose Espez dijo...

Me parece lícito. Creería a pies juntillas lo arriba escrito si no fuera porque hace ya un mes me comentaron que jose Luis se pasaba a ciudadanos. Una cosa no quita la otra, no pasa nada por reconocer que upid se hunde y queréis probar en otro partido de moda, con similares ideales, eso si.

Pedro Larrauri dijo...

Comparto todo lo que dices, son experiencias paralelas y los mismos sentimientos de frustración y haber sido traicionados por Rosa Díez y los suyos.
Como creo que te pasará, al menos le agradecemos a Rosa el habernos animado con UPyD a entrar en política activa.
Y tendremos que seguir buscando un partido democrático. Quizá C´s.
Un abrazo: Pedro Larrauri, ex coordinador y candidato de UPyD en Vigo, expulsado el año pasado.

Raw dijo...

Gracias por tu comentario, Pedro.

Como se ha podido ver el sábado pasado, UPyD es un polvorín. Y todo por culpa de Rosa Díez y sus incondicionales, como los que quedan en Murcia. Automáticamente son vistos Irene Lozano, Toni Cantó, Álvaro Anchuelo, Ignacio Prendes y etc como traidores. Cuando se trata de tanta gente algo pasa. Pero es más fácil acusar al que protesta.

Una gran pena, un partido con unas ideas muy positivas que se ha venido abajo por un estilo de dirección autoritario y ciego.