domingo, 15 de septiembre de 2013

40 años del gol de Vera Palmes en el Bernabéu

Hoy es una efemérides que los murcianistas recordamos con satisfacción. No se trata de ningún título, porque como equipo humilde lo que nos mueve a ser del Real Murcia es el sentimiento, la pasión y el orgullo de esta tierra, pero sí de un día histórico en el que conseguimos el único empate en el Santiago Bernabéu de la historia, contra el Real Madrid. El 15 de septiembre de 1973, disputaba el equipo pimentonero su tercer partido ante el club más laureado de la historia de España con casi todas las opciones, a priori, de perder. El equipo murcianista, entrenado por Felipe Mesones, venía de caer derrotado 3-0 contra el Español y empatar a uno en la mítica Condomina ante la Real Sociedad. El Madrid tampoco había empezado muy bien, con un empate a cero contra el Castellón en casa y otro más en Granada a uno.

La alineación inicial de los murcianistas fue la de los siguientes jugadores: Ojeda; José López, Canito, Ponce, Pazos; Murciano, Casco, Ruíz Abellán, Cristo; Juárez y Vera Palmes. El Real Madrid salió con García Remón; Rubiñán, Touriño, José Luís, Benito; Pirri, Marañón, Mas, Amancio; Nezter y Grousso. El inolvidable Miguel Muñoz, el técnico que más títulos ha logrado con el Real Madrid seguido de Del Bosque (que curiosamente era también jugador), entrenaba al conjunto blanco. Arbitraba Balsa Ron.


El encuentro llegó al descanso con empate a cero y los minutos transcurrían aguantando bien el Real Murcia. Desgraciadamente, en el minuto 63 llegó el gol de Mas. En ese momento es cuando se produjeron las sustituciones entrando Del Bosque y Verdugo por Grosso y Rubiñán y García Soriano y Taverna por Casco y Juárez. El momento clave llegó en el minuto 88 cuando Balsa Ron pitaba penalty a favor del Real Murcia. El canario Antonio Vera Palmes era el encargado de lanzarlo y, aunque en una primera instancia detuvo García Remón, aprovechó el rechace posterior y lanzó el esférico al fondo de las mallas estableciendo las tablas. La única vez que el Rey de Segunda arrancaba un punto de tan emblemático estadio. Por ello no es para menos recordar esta efeméride, aunque sea humilde dentro de este gran club.

La temporada 1973/74 fue muy dura para el Real Murcia porque se mantuvo por los pelos en Primera División, quedando en el puesto 15º y empatando a puntos con el Castellón que era el mejor clasificado de los que descendían. Los murcianistas ganaron 0-2 en Vigo y los castellonenses perdieron 3-1 contra la Real Sociedad en la última jornada. Por tanto, ese punto en el Bernabéu fue clave para que siguiera el club un año más en Primera División. Los madridistas, por su parte, firmaron una de las peores y más vergonzosas campañas de su historia quedando octavos y siendo goleados en casa por 0-5 ante el eterno rival, el Barcelona, que conquistó la Liga. Ni el triunfo en Copa salvó su temporada.

                                           Autor original de la foto: Fernando Ojeda (Canarias 7)

40 años después, Vera Palmes sigue con nosotros e igual de murcianista que siempre. Además, tengo el honor de tenerlo como amigo en Facebook. Sigue interesándose por el Real Murcia y comentando su evolución actual. Esperamos que por muchos años. Ojalá pronto las cosas mejoren en el equipo pimentonero, vuelva a Primera División y al Santiago Bernabéu para repetir la historia y, por qué no, llevarse los 3 puntos. Huelga decir algo que ya hemos comentado en otro post, y es que Mariano Ozores aprovechó ese partido para el argumento inicial de su película 'Jenaro y los 14' (protagonizada por el recientemente fallecido Alfredo Landa), aunque en esa ficción era finalmente el Real Murcia el que vencía con ese penalty en tiempo de descuento y teniendo ocho lesionados.

Sólo finalizar el presente post con un GRACIAS, ANTONIO.

No hay comentarios: