martes, 31 de julio de 2012

Este verano, Canción de hielo y fuego

Por fin llega para mí el día más esperado del año, que es el 31 de julio con sus consabidas vacaciones. Pero con independencia de que las disfrutemos en agosto, julio, septiembre o cuando nos sea posible, merece la pena ocupar parte de ese tiempo libre con una buena lectura. Y estoy enganchadísimo a los libros de la serie de novela fantástica de Canción de hielo y fuego, obra aún abierta y escrita por el autor estadounidense George R. R. Martin. No tiene nada que ver con otras sagas como El señor de los anillos o Las crónicas de Narnia, sino que en lugar de centrarse en aspectos mágicos desarrolla más bien una envolvente y compleja trama de intrigas palaciegas, poder y honor, alianzas y traiciones, guerras y ambiciones y todo ello protagonizado por un laberinto de personajes. Unos más importantes que otros, pero cada uno con su personalidad. En 1996 comenzó esta historia que posiblemente abarque más de 20 años, siendo el último libro publicado hasta el momento en España el pasado mes de junio: Danza de dragones.

El escenario tiene lugar en un mundo fantástico equivalente a la Edad Media, pero no conquistado por la magia como es lo típico en este género. Quince años antes de los hechos relatados en las novelas, tuvo lugar una guerra en los siete reinos de Poniente, por la titularidad del Trono de hierro. El Príncipe Rhaegar, hijo del Rey Loco Aerys Targaryen, había secuestrado a Lyanna Stark, prometida de Robert Baratheon. Este se unió con Eddard Stark, hermano de la secuestrada, y con Jon Arryn para rescatarla. El momento clave llega en la batalla del Tridente cuando Rhaegar es asesinado por Robert, mientras que los Lannister traicionan al Rey Aerys siendo asesinado por Jaime Lannister, que será conocido desde entonces como el Matarreyes (Kingslayer). Desde entonces, la Casa Lannister declara lealtad a Robert que pasa a ser el Rey. Se producen entonces alianzas matrimoniales que sellan, en teoría, la amistad entre Casas: Eddard Stark con Catelyn Tully, Lord Arryn con Lysa Tully y Robert con Cersei Lannister. Pero siguen existiendo problemas, siendo los más importantes la reivindicación del Trono por parte de los Targaryen descendientes de Aerys y la desconfianza que despiertan los Lannister en las Casas Tully y Arryn.

Son muchas las casas que existen en los reinos, pero podemos introducir las que aparecen en el primer libro y las más importantes, sin desvelar spoilers gordos.

La Casa Stark tiene como lema “se acerca el invierno” (winter is coming) y viven en Invernalia, al norte. Eddard (Ned), es el Lord de estas tierras y está casado con Catelyn, de la casa Tully. Tuvo cinco hijos de este matrimonio: Robb (el heredero), Sansa, Arya, Bran y Rickon. Pero un sexto fuera de él, que es Jon Nieve, recibiendo ese apellido al ser el correspondiente a los bastardos del Norte. No se considera un Stark pese a llevar su sangre, pero respeta y admira a su padre.  Lo más importante que sucede en el primer libro (desde el principio) es que Ned es nombrado Mano del Rey Robert (primer ejecutivo). A partir de su marcha, que no cuenta con el apoyo de su mujer, se desatarán importantes misterios.

La Casa Baratheon es la más joven de las casas y controlan las tierras de las Tormentas. Su lema es “Nuestra es la furia”. Robert es el Rey y vive con su familia, consejo privado y caballeros en Desembarco del Rey. Está casado con Cersei de la Casa Lannister y los hijos son Joffrey (que se pretende casársele con Sansa), Myrcella y Tommen. Los hermanos de Robert son Renly y Stannis, que más adelante tendrán un papel más importante. Robert no es un rey caracterizado por la templanza, sino más bien por los excesos y eso no despierta la aprobación de su mujer. Su mejor amigo es Ned, que lo cree capaz de mantener a salvo los reinos de las amenazas de los Targaryen. Precisamente es nombrado de forma despectiva por esta familia como el Usurpador, porque no reconocen su legitimidad para reinar.


La Casa Lannister es posiblemente la más fuerte y rica, al mismo tiempo que temida. Se dice que “un Lannister siempre paga sus deudas”. Tywin es el señor de Roca Casterly, un hombre de poderosa influencia y fue en su día Mano del rey Aerys. Tuvo tres hijos, Cersei, Jaime y Tyrion. El último es un gnomo, cuyo nacimiento coincidió con la muerte de su madre. Por este doble motivo no es objeto de la admiración y aprecio de su padre. Muy aficionado al sexo de pago, tampoco se lleva bien con su hermana Cersei y su hermano Jaime, sintiéndose en cierto modo despreciado por su propia familia. Estos dos últimos son gemelos y desde pequeños mantuvieron una relación muy estrecha, que con el tiempo llega a más.

Por último está la Casa Targaryen, cuyo lema es “Sangre y fuego”. Sus orígenes se localizan en Rocadragón (aunque fueron expulsados por Stannis Baratheon) y su máxima representante es Daenerys, hija del rey Aerys. Se convertirá en uno de los personajes más relevantes de toda la obra, siendo conocida por los motes de Khaleesi, Madre de dragones o La que no arde. Tiene un hermano, Viserys, que ambiciona constantemente el Trono de hierro (se le llama el rey mendigo) y le organiza un matrimonio de conveniencia con Khal Drogo, de los Dothrakis, pretendiendo que le den una corona como único hermano varón.

Los libros, tanto los publicados como los que están pendientes, son los siguientes, publicados en España en la editorial Gigamesh:

n      Juego de Tronos (1996). Publicado en España en 2002.
n      Choque de Reyes (1998). Publicado en España en 2003.
n      Tormenta de Espadas (2000). Publicado en España en 2005.
n      Festín de Cuervos (2005). Publicado en España en 2007.
n      Danza de Dragones (2011). Publicado en España en 2012.
n      Vientos de Invierno (en desarrollo, se espera en EEUU para finales de 2014)
n      Sueño de Primavera (último libro del que sólo se conoce el título)


Hay que recalcar que estos libros no son sin embargo recomendables para niños (como sí pueden ser los de Harry Potter) debido a que existen numerosas escenas de fuerte violencia o de erotismo, incluso muy picante. En cuanto a la lectura en sí es posible que al principio se nos haga un poco pesada, ya que no hay mucha acción y cada capítulo se enfoca desde el punto de vista de un personaje en concreto, dando saltos de familia en familia. La complejidad de personajes puede liarnos y perder el hilo de a qué casa pertenece cada uno, pero para orientarnos existe un anexo al final de cada libro que sin spoilear nos lo puede aclarar fácilmente. Conforme transcurre la lectura y vamos conociendo mejor a los caracteres y sus personalidades, el interés va aumentando considerablemente. Personalmente prefiero la edición en formato bolsillo, que pese a dividir cada libro en dos o tres es más más manejable, portable y más cómoda de guardar. Lo malo es que la de Danza de Dragones no saldrá hasta el próximo año, por lo que si la espera se hace demasiado larga seguramente lo compre en formato grande.

La habilidad de George R. R. Martin para desarrollar esta saga es sencillamente majestuosa. Una labor descriptiva realmente amplia, detallando minuciosamente hasta los ropajes de sus personajes, así como sus expresiones y emociones. La profundidad de sus personalidades deja conocer una evolución progresiva en algunos casos, de forma que no existen representaciones planas ni estereotipos y la imaginación de este hombre es asombrosa, elevando nuestros ratos de lectura a auténticas escenas como si las estuviéramos viendo en ese momento.


Actualmente se está emitiendo en España la serie de la televisión que escenifica la obra, titulada como el primer libro, Juego de Tronos. La primera temporada fue emitida en Cuatro, pero Antena 3 compró los derechos de emisión y ahora está siendo nuevamente retransmitida (martes a las 22:30 horas), pero posteriormente se podrá ver la segunda temporada. Inicialmente se plantéo a George R. R. Martin el hacer una película, pero el amplio guión dificultaba condensar tantos eventos incluso en una saga. Así que se optó por hacer una serie pero casi en formato de película, con actores poco conocidos (salvo algunos como Peter Dinklage) pero con importantes aptitudes de interpretación. La ambientación está logradísima y ha alcanzado cifras de audiencia elevadas, motivando a la gente a leer los libros. Hasta ahora no había sido tan conocida esta saga, pero la serie ha aumentado exponencialmente los fans. Como anécdota señalar que muchos aspirantes, en los castings, descartaron continuar al enterarse de que afloraban las escenas de desnudez.

Así que ya sabemos, este verano... ¡a leer! y en general, a disfrutar.

2 comentarios:

Signum dijo...

No he leído ninguno de los libros, aunque no será por ganas, después de ver la pedazo de serie.
Pásalo bien estas vacaciones y si vas a algún sitio no olvides disfrutar por los que nos quedamos por estos lares.
Un abrazo.

Raw dijo...

Muchas gracias, en mi caso no creo que me vaya muy lejos, pero en todo caso se disfrutarán estos días lo mejor que se pueda. Te deseo ídem para tí.

Un abrazo.