martes, 15 de marzo de 2016

Francisco Ibáñez cumple 80 años

Fuente: www.mortadelo-filemon.es
En el día de hoy, hace nada menos que 8 décadas, nació en Barcelona Francisco Ibáñez Talavera. De padre jienense y de madre alicantina. Desde bien pequeñito demostró su afición por el dibujo, que desde joven se convertiría en su salida profesional y específicamente en la historieta. Desde los años cincuenta, casi de forma ininterrumpida sigue al pie del cañón (o del pupitre, según se mire) y ha sido el creador de muchísimos personajes y series. Unos más conocidos que otros pero que son reconocidos por varias generaciones: Rompetechos, 13 Rúe del Percebe, El botones Sacarino, Pepe Gotera y Otilio, Chicha, Tato y Clodoveo, 7 Rebolling Street y entre otras muchas más su creación estrella: Mortadelo y Filemón. Sólo con ellos va camino de cumplir la friolera de 60 años.

Ibáñez explotó su fama en Bruguera, con la que estuvo hasta 1986 en que la situación de suspensión de pagos de la empresa le animó a marcharse. Pero no sin tener que interponer una demanda judicial para la recuperación de los derechos de sus personajes, que fue ganada por él y abrió la puerta para contratar por Ediciones B tras un breve paso por Grijalbo. En esta nueva etapa, que casi supera en años la de Bruguera, ha modernizado a los personajes incluyendo temáticas de actualidad como la llegada del Euro, políticas polémicas como el carpor puntos o la prohibición de fumar en espacios públicos y eventos deportivos como olimpiadas, mundiales de fútbol e incluso la vuelta ciclista a España.

Hablar con Ibáñez y escucharle es dialogar con una persona a la que no le falta sentido del humor. Como ya conté por aquí tuve la suerte de conocerle en persona en abril de 2015. Saca la gracia a la más mínima cosa y es que esa es la primera clave del éxito de un humorista. En este caso de la historieta. A su edad sigue hablando muy rápido, señal de que continúa siendo una persona muy imaginativa. Y ello a pesar de que también sea cierto que las aventuras más recientes (siglo XXI) pequen de una estructura demasiado convencional y repetitiva. Pero, sinceramente, a los fans nos da un poco igual porque hay que tener en cuenta que se llevan ya cerca de 200 historietas largas y siempre es más complicado que cuando se llevan menos. Además, sigue teniendo ese factor de ilusión cada vez que se publica un nuevo álbum. El próximo, a principios del mes de abril y sobre los JJOO de Río de Janeiro 2016.

Ibáñez tiene también la suerte de contar con un colaborador muy eficiente como Juan Manuel Muñoz Chueca. Mientras que nuestro autor se encarga del guión y del primer lápiz, Juan Manuel lo pule y procede al entintado. Es su ayudante desde hace muchos años, aunque de forma ininterrumpida desde aproximadamente 1996. Gracias a él las aventuras se terminan un poco más rápido, por lo que es digno hacerle un reconocimiento.

¿Cuánto tiempo más estará Ibáñez realizando más aventuras? No lo sabemos, pero tiene pinta de que seguirá mientras el cuerpo aguante. No creemos que se retire por jubilación a estas alturas. Espero que antes del fatal día en que ya no lo tengamos, cumpla el 60 aniversario de Mortadelo y Filemón (faltan 2 años) y sobre todo veamos publicados más integrales de sus personajes. Como, por ejemplo, Rompetechos.

Sin nada más que añadir, sólo desear que este día lo celebre a lo grande y que no le falte la buena salud y ese buen humor que destila. Feliz cumpleaños, Maestro Ibáñez. Y principal culpable de que me gusten los tebeos.

No hay comentarios: