domingo, 12 de mayo de 2013

Gracias, Don Alfredo

Hace algunos meses hablé en mi blog del fallecimiento de Miliki, un grande que hizo sonreír a muchas generaciones. Esta semana toca hablar de otro gigante del humor, quizá exclusivamente para adultos, pero que ha demostrado una indudable brillantez en el cine, televisión y teatro. Se trata del gran Alfredo Landa, que a sus 80 años nos ha dejado para siempre. Nació en Pamplona en 1933, aunque casi toda su vida ha residido en Madrid. Primeramente sus pinitos fueron con el teatro, como casi todos los grandes del cine de humor en Europa, para después dar el salto al celuloide. Fue en 1962 con la famosa película Atraco a las tres. Sin embargo, la experiencia no fue positiva para Landa por el escaso valor que tuvo el papel que representó. Pero su explosión como actor tuvo lugar en los últimos años de la dictadura franquista y primeros de la democracia, en que por fin se rompía con la censura y proliferaron las comedias con tintes eróticos. Siempre se ha hablado de Pajares, Esteso y Ozores, pero también estaba el bueno de Alfredo. El inicio del llamado Landismo.

Su primer premio fue el de mejor actor en el prestigioso Festival de Cannes de 1984 por su excelente interpretación de Paco en el filme Los Santos Inocentes, acompañándole el enorme Paco Rabal. Como muchos sabemos, se basó en el libro del mismo nombre que escribió Miguel Delibes, pero sus protagonistas dotaron a esta película de un encanto especial de manera que forma parte del cine español no original que más merece la pena recordar. Otros premios recibidos fueron varios Goyas: en 1987 por El bosque animado, en 1992 por La marrana y en 2007 el Goya de Honor. Finalmente, en 2011 recibió una estrella en el paseo de la Fama en Madrid.

En la televisión, hay que destacar las series Ninette y un señor de Murcia, Tristeza de amor (con Juan Echanove), El Quijote (inolvidable ver a Landa en el papel de Sancho Panza), Lleno por favor y Por fin solos. La que mayor recuerdo tengo es la penúltima, encarnando varias temporadas al dueño cascarrabias de una gasolinera cuyo lema era "yo sólo creo en Dios, en Franco y en Don Santiago Bernabéu". En esta serie se pudo ver a uno de los Landa más cómicos, demostrando que no sólo se encontraba en plena forma, sino que tenía aún mucho que dar.

Finalmente, cuelgo un curioso vídeo. En la película Jenaro y los catorce, interpretaba a un señor que acertaba la quiniela. Lo más curioso es que el último partido era el Real Madrid-Real Murcia, cuyas imágenes que aparecen en la televisión son del partido celebrado hace casi cuarenta años en el Santiago Bernabéu en que el equipo murcianista empató de penalty en el último minuto. Sin embargo, en esta película es el vencedor al ganar 0-1. Algún día ese marcador llegará a ser real. Y entonces esa pequeña dedicatoria al eterno Alfredo Landa podrá tener lugar. Gracias Alfredo por toda tu carrera de artista y tu incomparable humor. Descansa en paz.

3 comentarios:

Juan A. Ros dijo...

Se nos ha ido un monstruo del cine. Alfredo era inimitable e inigualable.
¿Quién no se ha reido a carcajadas, alguna vez, con alguna de sus películas?
Sin duda, todos hemos llorado su pérdida.

Raw dijo...

Unas películas e interpretaciones inolvidables. Unas más dramáticas, otras más cómicas. Y siempre conservó su humor.

Melodie Rodríguez dijo...

Hola queridérrimo seguidor de TOMBRAIDERMANÍA.

Estoy en tu blog para anunciarte que la entrada que estábais todos esperando del ranking con las 15 actrices oficiales que optan al papel de Lara Croft en el reboot de la película de Tomb Raider ya está disponible. La forma de votar a tu favorita (aquella que crees que encaja en el nuevo perfil de la joven e inexperta arqueóloga) es muy sencilla; tan solo tienes que escribir el nombre de tu elegida (justificar tu respuesta es opcional).

Muchas gracias por seguir TombRaiderMania. Espero que la web siga siendo de tu agrado y te sirva para encontrar la información que deseas. Asimismo, para cualquier objección o sugerencia tienes el apartado "Infórmanos" en el menú.

Gracias de nuevo y mucha suerte con tu blog.