miércoles, 21 de noviembre de 2012

Obsequios de Danone

Hoy me detengo en recordar más obsequios de productos que coleccionaba en mi niñez. Aunque si bien hace un tiempo lo hacía de bollycao (que ya no consumo), toca en este caso recordar los regalos de otro que sigo tomando dos veces al día: los yogures y concretamente de Danone. Actualmente no existe, desde hace muchísimo tiempo, ningún tipo de producto para coleccionar, pero en los años noventa sí han existido y bastantes. Eso sí, para poder llevarnos el premio teníamos que comprar ocho yogures de golpe. Por lo que se “imponía” el tomar uno a mediodía y otro por la noche sin falta jejeje. Veamos, pues, algunos de ellos. 

Así, hubo por ejemplo una colección de seis pequeños instrumentos para hacer trucos de magia. Un cofre con dos bolitas y doble fondo, un yogur con varios tenedores, un cordón con varias frutas, una especie de cáliz verde con una bola, una caja con un cuadrado y un pañuelo con un cilindro. La colección se llamaba Magia Danone y aprovechó la popularidad de los juegos de Magia Borrás que han tenido varias versiones a lo largo del tiempo y que despertó la ilusión y curiosidad de los niños. Lo único malo de esta colección es que si todos tus amigos la hacían, no tenía mucha gracia porque se sabían el truco en cuestión. Eso sí, podías hacerlos enfrente de tus padres y pensar con orgullo: “¡soy un mago!”. 


También hay que recordar el tiempo de eclosión de los dibujos de las Tortugas Ninja. Por mi pueblo los veíamos todos por el Canal 9 de la Televisión Valenciana, aunque también se podía captar por TV3 de Cataluña. Matutano (las patatas fritas), empezó a regalar posters. Así que Danone no se quedó atrás y sacó un álbum de cromos de estos personajes en el que contaba el desarrollo de la historia. Con cada paquete de ocho nos daban un sobre con pegatinas. Lo malo es que nos podían salir repetidas y de hecho no llegué a completar el álbum al terminarse la promoción en poco tiempo. 


Tampoco podemos olvidarnos de los famosos rotuladores mágicos. Simplemente aprovechaban las cualidades de los colores para transformarse en otros. Teníamos el blanco, el amarillo, el azul, el rojo, el negro, el verde… y probábamos a ir pintando sobre otro para ver qué color salía. Aquí si que no importaba tener repetidos y sobre todo enseñaba a los niños a cómo combinar colores para que salieran otros. Desde luego, mi clase del colegio se llenó de rotuladores de estos. 


Y uno de los últimos que recuerdo son los muñecos de los dinosaurios, aprovechando la descomunal campaña de merchandising sobre la película de Parque Jurásico de Steven Spielberg. En este caso fueron doce de plástico, muy bien elaborados: el tiranosaurio, el diplodocus, el pteranodon, el triceratops, el brachiosaurio, el velociraptor, el dimetrodon… unos más conocidos que otros, pero que terminamos aprendiéndonos sus nombres y sus características, ya que a cada uno se le acompañaba una ficha descriptiva. Recuerdo que terminaron siendo el furor de mi sobrina de 3 años, así que como en casa teníamos pocos juguetes no tenía más remedio que dejárselos.

5 comentarios:

Hergest dijo...

Que buenos recuerdos me trae esto, yo siempre intente hacer todas las colecciones, desde los 80, las recuerdo más o menos todas. Incluso llegue a tener un amigo en el colegio que me regalaba cosas porque su padre repartía los Danones. A día de hoy aun conservo algún yoyo, sellos del Cobi y alguna cosa más. Y no olvidemos que los de Danone también regalaron las figuras de Mortadelo y Filemón.
Magnifica entrada Raw.

Raw dijo...

Si, ciertamente también son famosos los sellos de Cobi y la verdad no recordaba el caso de Mortadelo y Filemón. Una pena, posiblemente me pillaron demasiado enano pero aún se pueden conseguir en Internet a buen precio.

Me alegro de que te haya gustado la entrada :)

Javi Signum dijo...

Que grandes recuerdos. Recuerdo todos y absolutamente todos los que nombras. Una pena que ya no regalen nada.

Raw dijo...

Ojalá que así fuera y nuestros hijos los pudieran disfrutar. A mí de pequeño me gustan mucho todos estos.

Lucas Jurado Marín dijo...

Qué de recuerdos. Yo tuve todos los trucos de magia de danone, no recuerdo exactamente el año, pero tendría unos 6 ó 7 años como mucho. He estado buscando una imagen y me apareció este blog en los resultados, excelente.