lunes, 11 de julio de 2011

Un año de los campeones imperecederos

Hace hoy un año de que se cumplió un sueño con el que los amantes al fútbol y que por supuesto nos sentimos orgullosos de ser españoles llevábamos anhelando su transformación en realidad. La selección española de fútbol nos ha acostumbrado a darnos tristezas y decepciones, como en el Mundial 94 cayendo ante una Italia que nada hizo por merecer el pase a semifinales, el del 98 cayendo en la primera ronda, el inolvidable encuentro contra Corea del Sur en el Mundial 2002 con un arbitraje sospechoso o el Mundial 2006 cayendo en octavos tras hacer una brillante primera fase. Ya las cosas comenzaron a cambiar en 2008, donde España y para ser sinceros contra todo pronóstico, se alzaba el 29 de junio con el título de la Eurocopa tras ganar a Alemania por 1-0, gol de Fernando Torres. Lo mejor estaría por llegar y quizás ahí Zapatero sí que no se equivocó. El 11 de julio de 2010, Andrés Iniesta colaba un balón en la portería de Holanda en una emocionante prórroga que haría a la selección española… ¡campeona del mundial de Sudáfrica!

Primera Ronda.- Todo comenzó con incertidumbre cuando el día 16 de junio, España caía 0-1 contra Suiza. Volvían de nuevo los fantasmas y los que vieron con malos ojos que Vicente del Bosque sustituyera a Luís Aragonés. El encuentro de nuestra selección no fue malo, pero el rival hizo un trabajo excelente de defensa. En el siguiente partido. En el posterior. Contra Honduras tocaba la reválida y afortunadamente fue así con un 2-0 a pesar de que se falló un penalty. Nuestros jugadores consiguieron ese plus de confianza que necesitaban. Para cerrar esta fase, nos jugábamos el liderato del grupo con Chile. Iniesta y Villa noquearon a los sudamericanos en la primera parte, que luego pondrían el miedo en el cuerpo marcando nada más después del descanso. El partido fue muy malo y de peor juego que contra Suiza, pero la diferencia fue que pudieron entrar los balones. Sin pena ni gloria, nuestra selección acababa primera del grupo H.


En Octavos nos tocó la selección de Portugal de Cristiano Ronaldo. El encuentro no fue bueno, pero Villa estuvo providencial para, en dos tiempos, enviar el balón a la red en el minuto 62. Suficiente para clasificarse. Posteriormente, en Cuartos nos cruzamos con Paraguay. Nos enfrentábamos también a una curiosa animadora, la exuberante Larissa Riquelme que prometió desnudarse en una plaza de la capital si su selección se situase entre las cuatro mejores del mundo. Total, si luego se desnudaría igual. El partido fue de órdago, pues el mundo se nos vino encima cuando Piqué cometió un clamoroso penalty agarrando del brazo a un contrario. Menos mal que ahí estuvo Casillas para atrapar el balón, pero lo fuerte es que un minuto después se cometía penalty pero a favor nuestra. Xavi marcaba pero el árbitro ordenaba repetir el lanzamiento. Xabi lo falló, lo recogió Cesc y le hicieron otro clamoroso penalty que ya no fue visto por el colegiado. A 7 minutos del final, recogiendo un buen pase, Villa fusilaba al portero paraguayo.

Y después de 61 años, España llegaba a Semifinales, aunque propiamente podríamos decir que era la primera vez. Enfrente una poderosa Alemania, con Mesut Ozil, Khedira y Klose. Carles Puyol selló la clasificación con un precioso gol de cabeza, rubricando la victoria en un partido en que nuestra selección fue muy superior a la germana, resultando incluso corto el resultado. Y finalmente llegó el 11 de julio, la finalísima. Fue un partido largo, no ya por la existencia de prórroga por llegar con empate a cero al final del encuentro, sino porque se caracterizó por un juego duro y marrullero por parte de la selección de Holanda (Paises Bajos). La naranja mecánica no estuvo a la altura de la mítica de Cruiff, pero no pudimos batir la meta hasta que en el minuto 116, Iniesta se internaba y marcaba este gol que quedará en la retina de todos los que lo vimos en directo. Yo estuve en Torre Pacheco:



El éxito ha sido de todos. Una de las claves ha sido que se ha contado con la columna vertebral de, en estos momentos, el equipo mejor en forma de Europa y tal vez del mundo. Del FC Barcelona fueron convocados jugadores de la talla de Piqué y Andrés Iniesta en la defensa (un muro el primero y el segundo que se suma al ataque), Puyol y Xavi en el medio campo (dos veteranos curtidos en mil batallas), otro centrocampista como Busquets y el delantero Pedro… Pero también han colaborado y mucho jugadores del Real Madrid como Casillas (considerado mejor portero del mundo), Sergio Ramos (un excelente lateral izquierdo), el lateral derecho y central Arbeloa y el medio Xavi Alonso. Cierran el grupo de estrellas el defensa Marchena (Villarreal), el medio y una de las estrellas de la Eurocopa Cesc Fábregas (Arsenal) y los delanteros Villa (por aquél entonces del Valencia), Fernando Torres (Liverpool) y Fernando Llorente (Ath. de Bilbao). Y el resto, hasta el portero suplente Reina, que con su buen humor y carisma mantuvo al equipo más unido que nunca. Sin embargo no nos podemos olvidar del que pese a no vestirse nunca de corto ha mantenido la serenidad y la confianza en todo momento: Vicente del Bosque. Quizás Luis Aragonés le dejó tan sólo el legado, pero tras el tropiezo inicial supo que la Selección mantuviera la concentración y la moral.

Gracias a todos los que han vestido esa camiseta y a su entrenador, Vicente, que nos hicieron vivir los momentos de celebración de este título y poder decir a nuestros hijos, nietos y a todo el mundo que sí, que lo vivimos con nuestros propios ojos lo que tal vez nunca veamos más repetir, pero que será imborrable. A medida que transcurrieron los partidos, más emoción y los pude disfrutar en escenarios distintos e incluso con gente que no le gusta el fútbol, pero sí compartir grandes momentos. Tampoco olvidaremos al Pulpo Paul, que predijo todos los partidos de Alemania con éxito en su pronóstico y también el triunfo de nuestra Selección.

¡VIVA ESPAÑA!

2 comentarios:

Víctor 1988 dijo...

Ese 11 de julio de 2010 quedará en el recuerdo para siempre. Fue el mejor día en la historia del fútbol español con muchísima diferencia, y todo el país lo disfrutó a lo grande. Yo soy fiel a la roja ♪♫♫ ...

Raúl dijo...

No sé si volveremos a disfrutar de éxito igual, pero el caso es que a nuestros hijos, nietos, etc les podremos contar que vimos a la selección ganar el Mundial de fútbol y el de basket con sendas Eurocopas :D