domingo, 5 de julio de 2015

El ciempiés humano o la trilogía más aberrante

Aparte de ser en cierto modo un coleccionista de cine en DVD y Blu Ray (tampoco tengo tantas como algunos, no se vayan a creer), también me gusta ver películas en Internet como a todo el mundo. Especialmente aquellas que son más difíciles de ver para alquiler. Últimamente me he visto por curiosidad la trilogía de El ciempiés humano, de Tom Six. No son excesivamente malas, sino que la palabra seria desagradable y asquerosa. Vamos, que dan mal rollo. Pero a cada cual, peor. El director tuvo la descabellada idea de llevar al cine lo que en un principio era un castigo ejemplar que aplicaría a los pederastas. Coserlos de boca a ano. En el caso de la película unir a varias personas constituyendo un ciempiés con un supuesto único aparato digestivo. A continuación, reproduzco mis críticas posteadas en la Web Filmaffinity:

La primera película es El ciempiés humano: primera secuencia (2009). Viene a ser una especie de puesta al día de lo que pudieron representar los siniestros experimentos de los nazis, aún de forma surrealista. Digamos que dos chicas jóvenes (de buen ver por cierto) sufren un percance con el coche y buscan ayuda a un señor en una casa en el campo. Ese señor resulta ser un siniestro doctor que les droga y les obliga junto a un japonés a formar parte de un ciempiés humano, sometiendo a los tres a la cirugía mencionada. Entre otras cosas, provoca que los de detrás se vean obligados a engullir los excrementos del de delante. En general el guión está lleno de clichés y su desarrollo resulta muy convencional, pero no quita para que la película refleje la angustia de los sometidos desde el principio. Así, desde un momento sólo escucharemos los gemidos de dolor y llanto de dos de ellos. Y la rabia del restante. Esas interpretaciones son convincentes, pero la que más hay que destacar sin duda es la del despiadado doctor que carece de cualquier tipo de sentimientos ("No me gustan los humanos"). Se hace un hueco dentro de los antagonistas de terror más crueles y malvados. Quizá no sea tan gore como se publcita. Pero sí deja en el espectador una sensación de inquietud, angustia y un mal rollo de cuidado de principio a fin que nos impide ver la película más de una vez. Por no hablar del impactante final. Pero ojo, ¡que esta es la más floja de las tres!

La segunda es El ciempiés humano: secuencia completa (2009) y "corrige" los elementos que pudieron faltar en su momento. Es decir: mucho gore, más brutalidad en primer plano, más oscuridad y más locura. Además, es filmado en blanco y negro para colaborar a una atmósfera más lúgubre.  El malvado de turno pasa a ser un deficiente mental atormentado por su dolorosa infancia que alimenta su locura con repetidos visionados de la primera película. Sí, se transforma la historia anterior en película. Su diálogo es totalmente inexistente, pero su interpretación pone de manifiesto la existencia de un ser frío, violento, calculador y carente de cualquier empatía. La última media hora es sin duda donde se condensa toda la crudeza, con escenas muy, muy fuertes una detrás de otra que francamente dejan en pañales a 'First sequence'. Por poner un ejemplo, inyecta un laxante a los quince miembros del ciempiés que les provoca a todos diarrea y en consecuencia depositan una abundante materia fecal en el esófago del compañero de atrás. Mientras, el loco se carcajea de escuchar los sonidos de pedos y el sufrimiento general. Francamente la escena más asquerosa que he visto en mi vida. Y ya ni hablar de la embarazada que llega a pisar a su bebé en el coche. Creo que sólo puede ser disfrutada por perturbados o muy amantes del gore.


Y ya para terminar nos dejamos lo peor. Se completa el ciempiés con una tercera parte absolutamente depravada. El ciempiés humano: secuencia final (2009). El director ya avisó que las anteriores iban a parecer una película de Disney en comparación con esta y desde luego iba muy en serio. En esta ocasión se trata de una comedia de mucho humor negro (pero de dudoso gusto) insertada en el contexto de una sátira contra el régimen penal de Guantánamo. Ojito con el nombre que le ponen a esta cárcel: George W. Bush. Dieter Laser, el cruel y despiadado doctor de la primera parte, se transforma en un auténtico paradigma del ser más abyecto, desquiciado, pervertido, xenófobo, misógino y enfermo que podemos ver en el cine. Tanto que da realmente asco y grima su lenguaje soez y comportamiento en una serie de escenas altamente gore, como varias violaciones, castraciones y otro tipo de agresiones inimaginables. A su lado, un contable que es lo contrapuesto a él, una mosquita muerta. Entre otros secundarios, podemos ver al responsable de esta trilogía: Tom Six, que actúa en calidad de sí mismo apoyando aplicar un proyecto "real" en la prisión basado en sus películas. Con dos cojones. Lo de menos es la formación del espectacular ciempiés de 500 presos, sino la impresionante cadena de escenas de despropósito y de crueldad máxima. Habrá quien le guste esto, pero se convierte en una película muy pesada y casi imposible de digerir. De una forma u otra es difícil olvidar una propuesta tan bestia como esta. Menos mal que en el fondo se lo toman a cachondeo (Six acaba meándose en su propia saga), pero es que si nos ponemos a pensar... yo personalmente ni me lo tomo a risa.

Tras el estreno de esta tercera parte, en principio ya se ha acabado. Pero todavía le ronda la cabeza al cineasta holandés la posibilidad de una cuarta parte. En la que los alienígenas intentarían unir a toda la especie humana.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por tomarte el tiempo de explicar las pelis. Me ha dado curiosidad y bueno, puedo aguantar cualquier cosa asquerosa, de modo que veré la peli jajaja

Abril dijo...

Gracias por explicar las pelis. Un amigo me dijo que después de ver la primera película, le dio tanto asco que no pudo dormir en toda una noche y pues me dio mucha curiosidad jaja. Ver la saga será todo un reto :(

kumiko dijo...

Hace un tiempo leí de la primera película, y pasó el tiempo y todo normal, pero cada que la oigo nombrar me entra mucha curiosidad, pero suena tan horrible, no quiero verla y traumarme de por vida :'(

Por ahora mejor lo dejo pasar.
Quizá la vea algún día.

Anónimo dijo...

Es una basura dirigida a enfermos mentales.

Elizabeth S dijo...

Es la trilogía más repugnante y abominable que he tenido la desgracia de ver. A quien le guste este tipo de películas,que se lo haga mirar.