domingo, 21 de diciembre de 2014

Movida en UPyD Región de Murcia

Lo mismo me trae consecuencias publicar este post, pero tratándose de mi blog y como bien reza el subtítulo voy a comentar mi opinión sobre este asunto. En realidad todo empieza desde el comienzo de este 2014, pero en los últimos días se ha empeorado. El hecho de que sea afiliado no quita para que haga las críticas que estime convenientes y ante todo quiero dejar claro que las mismas no van con la ideología y programa del partido (que apoyo en más de un 90%) sino con determinadas personas que a nivel regional (sobre todo) y a nivel nacional han hecho mucho daño al partido. Un partido que yo entiendo renovador, que se desentiende del estéril debate izquierda-derecha y que, con sus políticas transversales, aplica una política más realista y racional. Lejos del daño que ha hecho el bipartidismo y las propuestas irreales o demagógicas de otras formaciones más pequeñas. Pero si las personas que lo dirigen no son las adecuadas, el partido se viene abajo. Y es lo que está pasando en la Región de Murcia.

En enero del presente año se convocó una asamblea para aprobar el informe de Gestión. Por primera vez en bastante tiempo, surgió cierto ambiente de descontento por la gestión del coordinador territorial Rafael Sánchez. Por varias razones. Por ejemplo, la campaña de afiliación en crisis sabemos que es complicada, pero no se estaban haciendo esfuerzos por ampliar el partido por todos los pueblos. Únicamente por los que tienen concejales y sin que desde la coordinadora regional se ayudara en nada. Y ello tiene que ver con cierto centralismo, como a nosotros nos ocurrió con la "no sede" en San Pedro del Pinatar. Estábamos pagando alquiler y siendo el pueblo de la Región (quitando las ciudades grandes como Murcia, Cartagena, Lorca y Molina) que más afiliados tenía. No nos dieron ninguna ayuda. El descontento se tradujo con un 22% de los votos en contra (había 102). Valga mencionar que nada más comenzar la asamblea se votó si se quería someter el informe de gestión a votación secreta o a mano alzada. Cuando todavía había gente entrando. Se impidió que se votara en secreto, que seguramente hubiera permitido a algunos decantarse por el "no". En fin, hubo varias intervenciones de algunos concejales y cargos de coordinadores locales y en alguna ocasión se dijeron palabras poco apropiadas, ninguneando las críticas de estos. Y hasta ahí puedo hablar, aunque me quedo con ganas.


Ahora empieza lo bueno. Se convocan elecciones internas para la coordinadora territorial, para el 22 de febrero, y se presenta tanto la candidatura de Rafael Sánchez como la de Encarna Hernández. Concejala en Molina de Segura junto con Rafael Ortega. Una bellísima persona y un encanto escucharle argumentar y tratar con ella. Ese sábado votamos los afiliados y me decanto por su candidatura, en la que además estaban otros concejales y responsables de los pueblos (San Pedro del Pinatar, San Javier, Los Alcázares) y también de ciudades como Molina o Cartagena. Y se alzó con la victoria nuestra candidata, con una participación del 77% y 102 votos frente a los 79 de Rafael Sánchez. Pero claro, quién nos iba a decir días más tarde que se iban a... ¡anular! ¿Pero cómo se pueden anular unas elecciones? Pues sí, así fue. Y el motivo fue de lo más bizarro. Un integrante de la lista de Encarna, comentó en Facebook que se congratulaba de la gran lista a la que pertenecía "a pesar de los intentos de la coordinadora local de que no se presentase". Sánchez entendió que no había podido defenderse de esas acusaciones y básicamente fue porque Elizalde había eliminado el polémico estado de FB. Pues bien, esta simpleza y añadiéndose que hubo no se cuantos "me gusta" fue entendido por la comisión electoral como causa suficiente para torpedear las elecciones y las anuló. Lo que no alude Sánchez es que en esa coordinadora local había gente de una candidatura y otra. ¿No será que Sánchez se vió aludido porque él o alguien cercano pudo presionar a la otra candidatura a que se retirase? Ahí dejo la duda y me vuelvo a callar de nuevo. Finalmente Elizalde fue destituido y suspendido de militancia. Fue el chivo expiatorio, pero no había terminado aquí la cosa.

Los efectos de esa anulación han sido sencillamente devastadores. Para empezar, con una Gestora elegida a dedo desde arriba y a la medida de la candidatura "oficialista" que perdió las elecciones y pataleando quiso anularlas. Su responsable es Fuensanta Máximo y curiosamente se encuentra también un ex profesor mío de Literatura. Desde entonces se empezó a generar una clara división.  Esto es muy sencillo, y ya se lo escribí en el Facebook público a Manuel Hernández. Al responsable de UPyD en materia de Educación a nivel nacional y candidato a diputado en 2011 que no entró por los pelos. Desde entonces, a UPyD Región de Murcia y de Murcia ciudad (Rubén Serna) simple y llanamente no le interesa lo que haga UPyD por los pueblos. Ni un sólo me gusta en Facebook a sus publicaciones o los de sus concejales, ni tan siquiera compartir sus logros. En San Pedro del Pinatar conseguimos que se creara la oficina de atención al discapacitado. Mientras tanto, Encarna presentaba en julio una demanda judicial al partido por anular las elecciones. Pero aún quedaba la estocada final.Y en este caso el damnificado era precisamente el abogado que llevó este último asunto, a la sazón concejal en Caravaca de la Cruz.


En la localidad de Caravaca, todo el gobierno municipal está imputado. Y del PP, como es costumbre. Harto de la corrupción, Miguel Sánchez pidió al Alcalde - el 3 de noviembre- que dimitiera. Y que de no hacerlo, sería él mismo el que abandonaría el consistorio demostrando que no es tan fácil dejar un sillón. Diez días mas tarde, Miguel entregó su acta. Pero lo que era sin duda una salida honrosa y además le abría las puertas para presentarse como aspirante a las elecciones primarias (y con ello ser candidato a la Asamblea Regional de Murcia), se convirtió en pesadilla al volvérsele en contra la Gestora territorial. Digamos que la Gestora le acusó nada más y nada menos que de dejación de funciones y grave incumplimiento. Y tuvieron la poca decencia de mandar un e-mail a todos los afiliados con esto. La Gestora anunció incluso que iba a tomar medidas. ¿Qué parte de dimitir por razones personales no entienden estos señores? Quedó absolutamente clara la caza de brujas contra un rival por partida doble. Primero por ser el artífice de la querella judicial y segundo por postularse como aspirante a las primarias.

Todo esto ha desembocado en que, en el mes de diciembre, se hayan solicitado más de 100 bajas del partido en la Región y muchos de ellos lleguen a Ciudadanos. Es más, es que hasta agrupaciones ENTERAS se han ido en bloque. San Javier, Los Alcázares, Cieza, Alcantarilla, Yecla, Totana, Caravaca... Apenas quedan Molina de Segura, San Pedro del Pinatar, Cartagena, Murcia y Lorca. Esa circunstancia ha sido aprovechada por Fuensanta Máximo para acusar a los que se han dado de baja de "electoralismo". Rafael Sánchez y Manuel Hernández vienen a señalar que son apenas 22 las bajas, cuando realmente faltan a la verdad porque son muchas más las que se han solicitado. Esta noticia de ABC exagera lo de UPyD con un claro interés periodístico, pero cuando afiliación tramite las que hay pendientes se darán cuenta de toda la fuerza que han perdido. 


No sabemos hasta qué punto ha influido también el caso Sosa Wagner, que motivó la marcha del mismo tras la reprobación de su partido por lanzar una autocrítica al mismo desde el diario El Mundo y apostar por la unión electoral con Ciudadanos. Para colmo ya sufrió la lamentable respuesta de Irene Lozano llamándole "mezquino". Su disculpa varios días después llegó demasiado tarde. Sosa Wagner representa sin duda al sector crítico con UPyD. Es más, ahora tanto Fernando Maura como Enrique Calvet están haciendo guiños a C's. Y ello con posterioridad a que el partido aprobara una serie de principios que imposibilitan cualquier posibilidad de acuerdo. Es decir, que la reunión entre Rosa Díez y Albert Rivera fue prácticamente un paripé en el que no se sacó nada en claro. Si cabe más división aún. Lástima, pues una gran oportunidad perdida y que en cierta medida seguro que ha decepcionado y mucho tanto a afiliados como a simpatizantes de UPyD.

En fin, como afiliado en San Pedro del Pinatar yo no me voy a ninguna parte. Sólo espero que pronto haya elecciones y no pienso votar a otra persona que Encarna. Y si ella no estuviera, a cualquier otra que no representase ni a Rafael Sánchez, ni a Manuel Hernández ni a Fuensanta Máximo. Especialmente a estos tres que son los máximos responsables del tiro en el pie que se ha pegado el partido en la Región de Murcia. Apoyo totalmente la gestión de UPyD en los pueblos. Incluso también en Murcia, donde Rubén Serna ha hecho una labor estupenda. Apoyo las ideas del partido y su política. Pero ese 10% de desacuerdo está no ya en la cabezonería de no pactar con Ciudadanos - para aspirar con una candidatura de centro reformadora contra el bipartidismo, el populismo y el separatismo- sino sobre todo en las personas que tanto daño están haciendo al partido en el ámbito regional y en el nacional. Quiero quedarme y lo quiero hacer para que con mi voto pueda expulsar a esas personas y otras puedan ocupar esos puestos. Y UPyD sea en Murcia y en España lo que todos queremos que sea. Un partido diferente. No ser igual que los que ya están, que tanto criticamos.

3 comentarios:

Raw dijo...

Pues con el presente comentario debo actualizar estas noticias y, para mi gran alegría, señalar que se ha firmado la paz en UPyD Región de Murcia. La mejor noticia para acabar el año es que Encarna pasa a formar parte de la Gestora territorial, retira su denuncia y las dos "facciones" se comprometen en trabajar al unísono. ¡Muy bien! la noticia al completo aquí: http://www.upyd.es/contenidos/noticias/119/124063-Noche_de_paz_en_UPyD_Diario_La_Opinion

Espero y deseo que este post, en el que comentaba desde el enfado y decepción, quede definitivamente como una anécdota y sea el principio para que aquellos que me decepcionaron vuelvan a ser personas de alta confianza. Se ha de esperar y desear que así sea, por lo que como afiliado y "creyente" en UPyD considero que sí es posible.

Porque confío en UPyD y que es una fuerza política digna de poder transformar España y la Región de Murcia como se merece.

Feliz año nuevo a todos y, por supuesto, también a todos los afiliados de UPyD que NO se van. Yo soy uno de ellos, de los que me quedo para esperar lo mejor.

Victor Recasens dijo...

Hola Raw,
Me ha gustado tu autocritica a UPyD. Soy afiliado de Ciudadanos-Cartagena pero respeto mucho también las opiniones de UPyD. Espero que un día ambos partidos puedan crear una coalición reformista contra la corrupción y el bipartidismo pues el sistema actual favorece a los partidos más grandes.
Un abrazo,
Victor

Raw dijo...

Muchas gracias por tu comentario Víctor, sinceramente yo también lo deseo porque sería la coalición más efectiva y recomendable en comparación con las que se barajan hoy día.

Un abrazo.