viernes, 13 de julio de 2012

Rajoy’s ultimate recortes


En mi anterior post sobre política comentaba las duras medidas de ajuste presupuestario del Gobierno de la Nación, presidido por un Mariano Rajoy que tras dos derrotas contra el decepcionante Zapatero, lograba una victoria aplastante que le daba la oportunidad de sacar esa “varita mágica” para solucionar una crisis económica que en España va a peor. Pero es que el miércoles nos volvió a sacudir con una nueva oleada de recortes, realmente dañina y que puede generar efectos muy contrarios a los que se persiguen. Ya no utilizó el gastado recurso de echarle la culpa a la herencia socialista, sino que apuntó a las exigencias de Bruselas (Unión Europea) para que introdujera nuevas medidas de ajuste y cumpliera los objetivos de reducir el déficit público con un recorte estimado de 65.000 millones de euros. Parece que el copago, que entró en vigor el 1 de julio, y la anunciada reforma de la Ley de la Dependencia no eran suficientes. Lo peor, para empezar, es que Rajoy ha demostrado ser un mentiroso porque ha incumplido seriamente algunas de sus propuestas de su programa electoral. Así que... ¡tomad viernes 13!

La peor medida es sin duda el aumento del Impuesto indirecto sobre el valor añadido (IVA) del 18% al 21%, aparte del 8 al 10 en el reducido. Ya fue un disparate la subida que hizo ZP, pero esta sin duda puede generar graves consecuencias en el consumo y, lo que es peor aún, cierre de PYMES y ahogo del comercio. Y es precisamente lo que está pasando en Portugal, que aprobó una subida bestial hasta el 23%. Y no estamos precisamente mejor que nuestros vecinos. Si a esto le añadimos unas cifras de desempleo apabullantes que están incrementándose, es lógico que los bolsillos domésticos se tendrán que apretar al máximo por esa subida generalizada de los precios. En vez de subir los impuestos a las rentas altas y super-altas, se opta por esta medida regresiva cuando el PP la atacó en su campaña. Hipocresía al máximo.

Los empleados públicos vuelven a pagar el pato. Ya se nos redujo un 5% de nuestras retribuciones en tiempos de ZP, mientras que en la Región de Murcia Valcárcel se encargó de aumentarnos a 40 la jornada laboral para “legitimar” una próxima y flipante despedida de interinos y personal temporal. Pues ahora viene Rajoy y nos quita la paga extra de navidad de regalo anticipado. Sí, entre lo del IVA y esto ya veremos quién paga los turrones,  regalos y lotería. Pero lo más cachondo es que pretende devolver esa cantidad en 2015 como aportación al Plan de pensiones público correspondiente (si es que el empleado lo tiene, claro). Y ahora viene lo bueno, sólo se podría recuperar esa cantidad cuando nos jubilemos o nos quedemos inválidos. Bueno, también podemos morirnos y lo recuperaría nuestro cónyuge o hijos. En definitiva, se están riendo en nuestra cara una vez más. Por si fuera poco, adiós a dos días de asuntos propios. Todo el mundo a trabajar más horas, sin descanso y cobrando menos.

También se hace referencia a una mayor movilidad, pero eso encubre próximas redistribuciones de efectivos para que gente asuma funciones de varios puestos, mientras que miles interinos engrosarán las listas del paro. No sólo profesores y médicos (que vale, tienen más fuerza de convocatoria social que nosotros), sino empleados públicos de todos los sectores administrativos. Y no me creo que la movilidad sea voluntaria, sino más bien forzosa y por lo tanto un eufemismo de lo que van a hacer.


Y los parados, el colectivo más castigado desde el principio, sufren un nuevo varapalo con una reducción de la base reguladora de las prestaciones de desempleo a partir del sexto mes. Del 60% al 50%. Además, se daña también la creación de empleo con la supresión de bonificaciones a la contratación tanto a nuevos emprendedores como inserción de discapacitados. Por otra parte se exigirá haber trabajado primero para acceder a la Renta mínima de inserción (400 euros). Más dificultades para los más débiles. Eso sí, los diputados del partido del Gobierno a aplaudir como borregos, mientras que en Italia lloran mostrando sensibilidad humana. Es más, vean el recadito que le mandó a los desempleados la "señora" Andrea Fabra, hija del no menos polémico Carlos Fabra (Presidente de la Diputación de Castellón). Nosotros podremos decir lo mismo cuando le echen (si se atreven) o se quede en la p* calle algún día.

Otra jodienda, esta vez a los jóvenes y no tan jóvenes que buscan vivienda (como es mi caso) es la eliminación de la deducción por compra de vivienda. Zapatero la fue eliminando pero hasta cierta renta. Ahora, todos sin derecho a desgravarnos, por lo que me temo que me tocará pagar IRPF y bien. Y encima el precio más caro con la subida del IVA, lo que puede generar más impagos, embargos, deshaucios y desgracias similares. Se escuda en que lo recomienda la UE, pero en ningún caso lo impone. Para eso ya está nuestro “desgobierno”.

En cuanto a medidas políticas y administrativas, destaca la reducción de concejales en un 30%, anunciando la modificación del artículo 171.9 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General que hace referencia a la asignación de concejales a Ayuntamientos por tramos de población. Pero no especifica ni cuándo ni cómo. Sería un disparate total hacerlo a media legislatura, aunque parece que no será así. En todo caso me parece una medida antidemocrática, pues perjudica la proporcionalidad de la representación y el debate en los plenos. Además, no se ahorraría tanto porque los que realmente cobran un pastizal son los concejales del equipo de gobierno y no los de la oposición que algunos perciben 800 euros y eso si se los pagan. Lo que se debería hacer es eliminar todos esos cargos de asesores y personal de confianza y prebendas del tipo coches oficiales, pensiones de alojamiento en la misma ciudad en que se vive y PDA de regalo para vacilar y perder tiempo. También fusionar municipios pequeños para ahorrar muchísimo más dinero porque el despilfarro de las entidades locales es alucinante, pero lo que pretende el PP es potenciar a las Diputaciones Provinciales que, qué casualidad, son casi todas de color azul.

También existen medidas positivas, sí. Aunque sean insuficientes. Así, se desea recortar en un 20% las subvenciones a partidos y sindicatos, así como reducir el número de liberados sindicales. Menos aún deberían de recibir estas instituciones que representan intereses más particulares de lo que parece y ya tienen suficientes afiliados para gastarse sus campañas electorales, viajes y dietas entre ellos. Se anuncia también un recorte de 600 millones de euros en los Ministerios (a saber de dónde recortan el dinero), la subida del impuesto del tabaco y del medioambiente para castigar a empresas contaminantes y en ámbito de las entidades locales, se pretende homogeneizar sueldos y fijar los baremos en los presupuestos. Sin embargo no compensan con los impopulares ajustes que nos van a complicar la vida en los próximos dos años. Esto no es forma de intentar salir de una crisis y el rescate a los bancos de 100.000 euros se va a quedar en una minucia comparado con lo que puede venir próximamente con estas medidas incoherentes y contradictorias.

5 comentarios:

Alquien que no vota lo que tú pero que aplaude lo que tú votas dijo...

Tienes la suerte (y la buena cabeza) de haber votado y pertenecer a un partido político que todavía no tiene la etiqueta de "sinvergüenzas".

Tú sí que estás disfrutando de lo votado, aunque desgraciadamente gobiernan otros.

Saludos y "que les jodan" a los que faltan al respeto a los parados, a la oposición o a ambos.

Signum dijo...

Hoy hay muchas entradas acerca de este tema en los blogs de muchos españoles. Es una situación muy difícil, aunque es mejor sacarle algo de punta por que si no nos volvemos locos.
Un abrazo.

Raw dijo...

El cabreo de la gente ha subido un nivel más y no sería descabellado pensar que algún día la líe algún movimiento. Llevamos desde 2008 en una crisis creciente y los expertos creen que hasta 2018 no se podrá salir completamente.

No sé, pero aún no viendo la salida del túnel sólo nos queda guardar un poco de esperanza. No hay otra.

maginelmago dijo...

"En todo caso me parece una medida antidemocrática, pues perjudica la proporcionalidad de la representación y el debate en los plenos"

De acuerdo.

No son los criterios de ahorro económico, sino la mentalidad y la ideología. Se decía en la radio, la primera semana de julio algo que se sumaba a "qué barbardidad, malgastar en hacer un centro cultural": el gastazo en bibliotecas públicas. ¡Demonios! Ahora que en el distrito (varios barrios, 40000 personas) por fin habían puesto una biblioteca... el mensaje está claro: todo lo que sea un gasto qe no vaya en beneficio de las élites bien colocadas y aupadas es un mal-gasto, un gasto a elminar. Ni pagas extras ni cultura popular ni representación municipal ni acceso fácil a medicinas o a la justicia.

Rosa de los Santos dijo...

YO CREO QUE AL FINAL , VENDRÁ ALEMANIA AL RESCATE , PASANDO ESPAÑA A FORMAR PARTE , DE SER UNA PROVINCIA DE ALEMANIA....NOS COMPRARAN CON DINERO EURO - YA QUE NO GANARON EUROPA , CON LA GUERRA - Y ASÍ CADA PAÍS, EMPEZANDO POR LOS MAS "LIBERTINOS " EN TODOS LOS SENTIDOS!
BESOS DESDE ALMERIA -