lunes, 12 de septiembre de 2011

Superagente 86 a su servicio

Hace pocos días hablé de una de mis películas de humor favoritas. Pues hoy quiero hablar de mi serie de humor favorita, que también fue dirigida por Mel Brooks, aunque conjuntamente con Buck Henry: Superagente 86 (Get Smart en la versión original). Una estupenda comedia de los años sesenta que narra las aventuras de una pareja de detectives que con el tiempo se convierte en matrimonio, parodiando a James Bond y todos los tópicos del cine de espías. Sin duda un buen filón de gags para Vázquez e Ibáñez para su Anacleto y Mortadelo y Filemón respectivamente. La serie se emitió en Estados Unidos en la NBC y CBS entre 1965 y 1969, con 5 temporadas y 138 episodios en total y ganó 7 Premios Emmy, aparte de muchas nominaciones. En España llegó a Televisión Española, donde al menos en los años noventa fue emitida por su segundo canal en dos ocasiones y en las autonómicas. Se echan de menos series de este tipo, de humor tan sano y simpático, por lo que le añado también la etiqueta de nostalgia. ¡Yo la quiero en DVD!

La serie narra las aventuras del agente 86 Maxwell Smart (más conocido como Max), interpretado por el inolvidable Don Adams. Es un torpe detective y de pocas luces que trabaja para la organización CONTROL, una especie de agencia secreta del gobierno estadounidense en la ciudad de Washington D.C. En todas sus misiones contará con la ayuda de la inseparable agente 99 (Barbara Feldon) y algunas de ellas le llevarán por el mundo y a enfrentarse a todo tipo de mafias. Su nombre jamás llega a ser pronunciado y la serie da un giro cuando los protagonistas se enamoran y deciden casarse, sobre todo cuando se empieza a intuir que ambos sienten más que una relación de compañeros. El superior de ambos es “el Jefe” (Edward Platt), que pierde la paciencia con su subordinado por su ineptitud, aunque cual Súper con su Mortadelo nunca pierde la confianza. Su nombre sólo es conocido en un capítulo en que un juez se lo pide: Tadeo. En cuanto a la organización enemiga KAOS, parece ser una parodia de la KGB rusa, aunque en la serie se intuye que es de un país del Este.

Don Adams (fallecido en 2005) encarna con brillantez a un agente patoso y simplón, pese a que siempre consigue resolver sus casos aunque sea de chiripa o con ayuda de terceros. Interpreta con simpatía escenas con gags relacionados con los juegos de palabras, algo tan del gusto de Mel Brooks. Pero también debemos destacar que el personaje es muy habilidoso en el combate cuerpo a cuerpo y en el disparo. Los agentes de KAOS le odian y han intentado asesinarle en incontadas ocasiones en su casa, repleta de trampas graciosas y absurdas. Y eso sin contar toda una serie de gadgets e instrumentos de apariencia inofensiva pero mortal, como la típica navaja. Pero el más particular es el zapatófono, que como he indicado tuvo una gran influencia en nuestros tebeos. Las expresiones están muy conseguidas, dotándole al actor de una enorme credibilidad en su papel. La mayor parte del éxito de la serie no sólo se le debe al guión, sino al buen hacer de Adams. Un comediante experto y comprometido. Tiene muchas frases cliché graciosas, tales como “el viejo truco de (cosa inusual y estrafalaria)”, “te dije que no me lo dijeras” ó "falló por un pelito así"…



La Agente 99 es interpretada por Barbara Feldon (hoy día tiene 77 años). Es una atractiva detective y muy inteligente, de forma que ayuda a resolver muchos casos pese a que tiene que lidiar con las ocurrencias y errores de su compañero, pese a que éste le salva la vida en muchas ocasiones. La compenetración es muy buena, generando sus personalidades continuas situaciones cómicas. Es muy inocente y eso favorece que acabe enamorándose de Max. Además es un torrente de paciencia, pues rara vez se le puede ver irritada. La superación de tantos peligros y desventuras juntos fructifica en boda en la cuarta temporada, teniendo gemelos en la última. Anecdóticamente, al ser más alta que Adams, en los planos que estaban juntos o bien aparecía ella sentada o agachada o bien usaba calzado plano.



El Jefe es interpretado por Edward Platt (fallecido en 1974). Encarna muy bien al típico mandamás gruñón, serio y estratega. Sufre muchos disgustos y se lleva innumerables golpes por la torpeza de su subordinado, reaccionando con el grito: “¡Maaaax!”. En algunas ocasiones ha acompañado a sus agentes a sus misiones o se ha infiltrado, llegando a ser secuestrado en una de ellas. Resulta antológica la escena en la que intenta comunicarse con Max en el "cono del silencio", una especie de cápsula de inhibición de ruido, tergiversándose el entendimiento del diálogo.



De los malvados, los de KAOS, podemos destacar a varios. Pese a que Mr. Big es supuestamente el líder (un enano), el principal villano y rival de Agente 86 es Conrad von Siegfried, interpretado por Bernie Kopell. Curiosamente Max y él se tratan con cierto respeto a la par que tratan de asesinarse mutuamente. El secuaz de Siegfried es Shtarker (King Moody). Es un personaje un tanto freak que le gusta imitar el sonido de armas y motores y su personalidad se mueve entre un villano y un niño. La Garra (Leonrard Strong) es un malvado de raza asiática que tiene un imán en vez de mano izquierda. Sus peleas con el protagonista en su casa por sorpresa son difíciles de olvidar.

Y hablando de difícil de olvidar, ¿cómo olvidar su cabecera? Por Dios, eso siempre lo recordaremos los fans de la serie:



En cuanto al guión, normalmente en cada capítulo hay una misión concreta, lo que hace que casi todos tengan su argumento cerrado sin establecerse necesariamente una continuidad en todos los episodios. Sin embargo existen algunas misiones que abarcan dos o hasta tres capítulos. También existe un buen elenco de personajes secundarios: Hymie el Robot, el Agente 13 (anteriormente el Agente 44, escondido en los sitios más inversosímiles), el Almirante Harold Harmon (fundador de CONTROL, que anda con dificultad y vive anclado en el pasado), el Agente 38 (maestro del disfraz), el Agente K-13 (que en realidad es un perro desentrenado), Carlson (inventor durante la 2ª temporada)y otros más de forma que la serie escapa de la monotonía de un número de personajes cerrado, aparte de que cada uno tiene sus propios recursos humorísticos, parodiando una vez más las películas del género.



Tras el final de la serie, se hicieron varias películas y otras experiencias. El de 1980 fue un fracaso de taquilla (The nude bomb). Más suerte tuvo una experiencia de película para televisión en 1989, en que los dos protagonistas participaron pese a que los que se responsabilizaban de la aventura eran sus hijos. Ello motivó a que en 1995 se intentara volver a hacer la serie con los mismos protagonistas que seguían viviendo. Se emitió en Fox, pero no tuvo éxito y se cerró con sólo siete capítulos emitidos. En ella Max era el Jefe de CONTROL y la que se presentó como nueva estrella era su hijo Zach (Andy Dick). Pero fracasó porque no supo recuperar la esencia de la serie original y tampoco pudo competir con los Simpson. En 2008 se estrenó la última versión, interpretando Steve Carell a Maxwell Smart, Anne Hathaway a la Agente 99 y Alan Arkin al Jefe. Fue dedicada a la memoria de Adams y Platt. Al parecer Feldon rechazó aparecer en la película, pero afortunadamente sí aceptó realizar un cameo Bernie Kopell, que encarnó al malvado Siegfried en la serie. El film resulta muy simpático y con muchos guiños a la serie. Acción y humor con algunos toques románticos que componen una cinta para todos los públicos y que pese a reflejar unas personalidades algo distintas a las originales, pienso que deja un buen sabor de boca a los nostálgicos fans de esta serie. Además contó con el asesoramiento del gran Brooks.

Don Adams siguió interpretando a su personaje hasta finales de los noventa, en algunos anuncios de televisión. Ojalá hubiera llegado a la elaboración de la última película, pues un cameo suyo hubiera sido el homenaje definitivo. Superagente 86 merece la pena ser vista por aquéllos que no la conocen, pues pese a los años que han pasado sigue siendo simpática de ver. Pienso que ya nunca habrá más una serie paródica de agentes como esta.

No hay comentarios: